8 canciones de Freddie Mercury A CAPELLA | SapiensBox

Nunca olvidaremos su voz. Y no sólo por haber sido uno de los mejores frontman de la historia, sino porque, en serio, su voz era especial:

  • Rango de voz a cuatro octavos.
  • Podía pasar sin mucho esfuerzo, y en apenas unos cuantos tiempos, de los graves más profundos a los agudos más brillantes.
  • Durante mucho tiempo se ha creído que él era barítono, pero algunos estudios de obsesionados expertos han propuesto la teoría de que, en cambio, era tenor con un enorme control de modulación.

Como somos más fans de la práctica que de la teoría, les dejamos aquí un regalito: 8 rolas escritas por Freddie en las que separamos los tracks de su voz… o sea: quitamos el bajo, la guitarra, las percusiones y absolutamente todo para dejarte solamente la magia de sus cuerdas vocales y el contexto en el que LA REINA compuso cada una de ellas. ¡Disfrútenle!

1. Somebody to Love

A day at the races, 1976.

Nada más y nada menos que la canción favorita de Freddie Mercury, misma que escribió solo, al piano, Influenciado por la gran Aretha Franklin e impulsado por una pregunta: ¿cuál es el papel de Dios en una vida sin amor? Según Roger Taylor, esta canción es, de hecho, un “Gospel Blanco”.

2. Don’t Stop Me Now

Jazz, 1978

A Brian May no le gustaba tanto esta rola, y no por la música sino porque, cuenta, la letra representaba la etapa precisa de deterioro que Freddie vivía en ese momento: fiesta, sexo, descontrol y éxtasis que estaban lo estaban alejando no sólo de sus compañeros en la banda, sino de su propia vida.

3. Death On Two Legs (Dedicated to…)

A night at the Opera, 1975

La banda vendía discos, hacía giras por EE.UU. y Japón… y estaban en la quiebra: no tenían ni para comprar baquetas, y tenían deudas con sus proveedores de luz y sonido de sus conciertos. Mientras tanto, su entonces manager (Norman Sheffield) viajaba en limosinas y se llenaba de dinero. Esta rola es una especie de “carta de odio” que, estaba tan llena de insultos, que Brian May dijo haberse sentido incómodo cuando la tocaban en vivo.

4. Bohemian Rhapsody

A night at the Opera, 1975

Una de las obras maestras de Freddie, y de toda la historia de la música. Es una pieza en la que utilizaron al máximo los overdubs (sobreposiciones de capas de audio, una tras otra) para explotar las 3 voces (Freddie, Brian, Roger) creando distintas armonías: se hicieron 180 de estas grabaciones en 6 estudios diferentes y pasaron 3 semanas antes de poder terminar la rola.