Amor y sexo en la tercera edad | SapiensBox

Realidades sobre darle vuelo a la hilacha en la edad de oro.

¿Qué te viene a la mente cuando escuchas las palabras “tercera edad”? Dependencia, necedad, vejez, enfermedades, INAPAM, abstinencia sexual… Los mexicanos tenemos estereotipos muy marcados respecto de cómo es la vida después de cumplir 60 años, aunque muchas de esas ideas no coinciden con la realidad actual.

La sexualidad y el amor son temas tabúes en todas las edades, pero al pasar los 60 años esas cuestiones se vuelven prácticamente inexistentes en el imaginario colectivo, y al contrario, esta etapa puede ser mucho más activa sexualmente de lo que se piensa.

Te interesa: Pros & Cons: Sexo casual vs sexo en pareja.

Sexo en la vejez

Para empezar debemos entender que las personas somos seres sexuados desde nuestro nacimiento y hasta la muerte. De acuerdo a estudios realizados en EE. UU., más de 50% de las personas que tienen entre 57 y 74 años son sexualmente activas. Es cierto que al envejecer pueden darse ciertos obstáculos físicos como la disfunción eréctil o la menopausia, pero 95% de los problemas limitan la actividad sexual en la tercera edad se pueden controlar o eliminar.

El sexo en la vejez tiene bastantes ventajas, como el hecho de que quedar embarazada ya no es un problema, la eyaculación precoz es mucho menos frecuente que en los jóvenes y contribuye a mantener un buen estado físico y mental, aunque también tiene sus riesgos.

De acuerdo con cifras del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida, los dos grupos de edad en los que se ha detectado un aumento en el número de casos de infecciones en México es en los jóvenes de entre 20 y 29 años, y en las personas que rebasan los 50 años.

Amor después de los 60 no es igual a matrimonio

Actualmente la esperanza de vida de un mexicano promedio está por encima de los 75 años, en 1970 era de 15 años menos. La tecnología nos permite tener muchos más años de vida y con mejor calidad, lo que implica más tiempo para disfrutar de nosotros mismos y de los demás.
El matrimonio en los tiempos actuales ya no es la única alternativa para vivir en pareja, como lo demuestra el incremento en el número de divorcios a nivel mundial, en especial entre personas mayores de 50 años. En México, de 1996 a 2016, las personas mayores de 50 años que decidieron acabar con el contrato de “felices para siempre” aumentó casi 180%, lo que les permite abrir su panorama a modelos de pareja mucho más amplios.

La tercera edad se convirtió en una etapa para redescubrir ambiciones y deseos, incluso en el terreno sentimental para probar nuevos modelos de relación como las parejas a distancia, el Living Apart Togehter (LAT), el poliamor, los swingers, las relaciones abiertas o los amigos con derechos que cada vez tienen una mayor cantidad de personas mayores de 60 años interesadas.

Así que esa etapa que comúnmente asociamos con arrugas y abstinencia sexual puede más bien significar el momento perfecto para reinventarse y explotar al máximo el largo tramo de vida que aún queda por delante, ¡vengan pues las canas!

Fuentes
  1. GÓMEZ MENA, CAROLINA (2018). “Expertos llaman a superar tabúes y ejercer la sexualidad en la vejez”. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2018/02/12/sociedad/035n1soc
  2. BEDEL, GERALDINE (2012). “Sex and the over-60s”. Disponible en: https://www.theguardian.com/lifeandstyle/2012/jan/12/sex-over-60s-older-people
  3. NOTIMEX (2016). “Vih-Sida aumentó en jóvenes y mayores de 50 años en México”. Disponible en: http://yucatan.com.mx/mexico/vih-sida-aumento-jovenes-mayores-50-anos-mexico
  4. INEGI. “Nupcialidad”. Disponible en: http://www.inegi.org.mx/lib/olap/consulta/general_ver4/MDXQueryDatos.asp?#Regreso&c=
  5. DÍAZ, ARIANE (2011). “Erotismo en la vejez, motivo de bienestar para muchos”. Disponible en: http://www.jornada.unam.mx/2011/08/18/politica/002n1pol