Las mejores anécdotas en la historia de los mundiales. | SapiensBox

Las mejores anécdotas en la historia de los mundiales.

Todos conocemos muchas de las anécdotas más famosas de los mundiales: la Mano de Dios, el Maracanazo o uno más reciente, como el cabezazo de Zidane…

…y así podríamos seguir mencionando algunas de las que no sólo pasaron a la historia del futbol, sino también a la de la cultura popular. Sin embargo, hay algunas que no fueron tan famosas, pero que son dignas de contarse, ya sea por lo inesperadas, chistosas o increíbles que fueron.

Por eso aquí dejamos nuestra primera entrega con anécdotas de los mundiales, para que te vayas preparando para platicarlas durante la copa del mundo de Rusia 2018.

Te interesa: Numeralia Rusia 2018

Leónidas, el goleador descalzo

En los octavos de final del mundial de Francia 1938, Brasil venció a Polonia 6-5 en tiempo extra, con 4 goles de Leónidas (aunque para la FIFA contaron sólo 3), pero el 3er tanto del carioca es el que lo hizo pasar a los libros de historia del futbol.

Ya en tiempo extra, el campo era un lodazal debido a la fuerte que lluvia que había caído. El zapato de Leónidas se descosió y fue corriendo con el utilero para que arreglara el problema, pero el joven nunca pudo resolverlo y el carioca decidió quitarse el otro zapato. Los pies del delantero se llenaron de lodo, por lo que el árbitro nunca se percató de que el carioca estaba descalzo.

A los pocos minutos, Leónidas recibió el balón cerca del área, recortó a un rival, disparó a la portería y marcó el único gol anotado por un jugador sin zapatos.

De hecho, si esto pasara en la actualidad el gol no contaría porque el reglamento no permite que un jugador anote descalzo.

La Batalla de Nuremberg

Todos esperábamos un partidazo entre Portugal y Holanda en los octavos de final de Alemania 2006, ya que ambas selecciones estaban plagadas de estrellas de la talla de Luis Figo, Cristiano Ronaldo, Deco, Arjen Robben, Wesley Sneijder y Robin Van Persie; pero no fue así.

En realidad, nos topamos con el partido con más tarjetas amarillas —junto con el Camerún-Alemania de Corea-Japón2002— y con más tarjetas rojas en la historia.

Desde el inicio del encuentro, se marcó el ritmo del partido. Apenas a los 96 segundos, Mark Van Bommel fue amonestado y a los 7 minutos Khalid Bouhlarouz se unió a la fiesta, pero entre el minuto 59 y el 78, todo se salió de control. El árbitro ruso Valentin Ivanov se volvió loco y en esos 19 minutos sacó 9 amarillas -1 cada 2 minutos- y expulsó a 2 jugadores.

Podría pensarse que fue el partido con más faltas en la historia de los mundiales, pero sólo se marcaron 25 faltas, muy por debajo de las 78 que se señalaron en el México-Paraguay de 1986 (ese es el récord de faltas en un partido de mundial y sólo hubo 5 amonestados y ningún expulsado).

Al final se repartieron 16 tarjetas amarillas y 4 rojas, 2 por bando, y Portugal ganó 1-0.

Siendo sinceros, la Batalla de Nuremberg no fue tan violenta, más bien, gran parte de su leyenda vivió en la imaginación del árbitro.

El 1er expulsado de la historia

Perú debutaba en el mundial ante Rumania y desde el inicio el encuentro fue muy disputado, pero en el minuto 38, el defensa rumano Adalbert Steiner se fracturó una pierna, luego de un choque con el peruano Mario de las Casas.

El árbitro expulsó de manera verbal al lateral peruano -aún no existían las tarjetas- y dejó a su selección con 10, convirtiéndose en el 1er jugador expulsado en la historia de los mundiales.

Los ánimos se calentaron aún más y en el minuto 56 se dio una batalla campal entre los 2 equipos. Al final, el partido terminó 3-1 a favor de Rumania.

Espera una entrega semanal, con más anécdotas y e historias curiosas mundialistas y no olvides revisar nuestro especial al mundial, por si esto no es suficiente para ti.