Atletas asesinos | SapiensBox

Siempre que un atleta se ve envuelto en un escándalo resulta raro pensar cómo llegó a ese punto, e incluso cuando superan ese problema, su reputación queda manchada por años o, a veces, de por vida.

Sabemos que muchos han cometido delitos relacionados con apuestas, amaños de partidos, peleas de animales -Michael Vick- o violencia doméstica; pero hay algunos que han cruzado aún más la línea, hasta asesinar a otra persona.

El caso más famoso de la historia es el de O.J. Simpson, que no fue declarado culpable, pero todo parece indicar que sí asesinó a su ex esposa y su pareja.

Además del caso de O.J., hay otros atletas que sí cometieron el delito de homicidio y aquí te presentamos los 5 más famosos.

Chris Benoit – Luchador de la WWE

Chris Benoit tenía pactada una lucha por un campeonato el 24 de junio de 2007, a la que no asistió por motivos personales. Un día después, los cuerpos de Chris, su esposa y su hijo de 7 años fueron hallados sin vida en su casa.

El 23 de junio, el luchador ató a su esposa de los pies y manos y la asfixió hasta la muerte. La mañana del 24, Chris fue a la cama de su hijo, que tenía un trastorno mental hereditario, llamado Síndrome X frágil, y lo ahogó.

Por último, el día 25, Chris colocó los cuerpos de su familia junto a 2 biblias y se ahorcó con un cable de acero.

Nunca se supieron las causas del crimen, pero todo parecía indicar que Chris Benoit tenía algunos daños cerebrales y abusaba constantemente del uso de esteroides.

Edwin Valero – Boxeador

El venezolano terminó con su prometedora carrera luego de asesinar a puñaladas a su pareja, el 17 de abril de 2010 en el Hotel Intercontinental Valencia. Él mismo bajó al lobby del hotel para confesar su crimen al personal.

“El Inca” fue llevado a la cárcel y, 2 días después -el 19 de abril- se suicidó, asfixiándose con sus propias prendas.

Un mes antes del asesinato, Jennifer Carolina Viera había ingresado al hospital con algunos hematomas y una costilla rota causados por Valero, pero el púgil amenazó a los doctores para que esto no se divulgara.

Bruno Fernandes – Futbolista

El arquero del Flamengo tenía en puerta una oferta del Barcelona en 2010, pero todo se derrumbó cuando se le vinculó con la desaparición de Eliza Samudio, quien luchaba para que el portero reconociera la paternidad de su hijo.

Bruno resultó ser la mente maestra del plan para secuestrar y asesinar a la modelo de 25 años. Su primo Sergio Rosa admitió que secuestró a la modelo y la llevó a una finca donde la entregó a un ex policía que se encargó de asesinarla y descuartizarla para que sus perros se comieran los restos. Todo esto a petición del portero.

El brasileño cumplió casi 7 años de sentencia, salió bajo libertad condicional en lo que se le dictaba sentencia y en 2017 volvió a la cárcel para cumplir su condena de 22 años.

Óscar Pistorius – Velocista

El velocista había sido un ejemplo de superación, luego de participar en los JJ.OO. de 2012, a pesar de que le amputaron las piernas a los 11 años por una enfermedad.

Todo cambió cuando asesinó a su novia, Reva Steenkamp, el 14 de febrero de 2013. Según la investigación, Reeva estaba en el baño, cuando Pistorius disparó 4 veces. Las balas le perforaron el brazo, la cadera y la cabeza a la modelo de 29 años.

El sudafricano ahora cumple 6 años de condena por homicidio en la correccional de Atteridgeville.

Aaron Hernández – Jugador de futbol americano

El ex jugador de los Patriotas de Nueva Inglaterra fue declarado culpable del delito de homicidio en primer grado en 2015, a los 25 años, luego de asesinar a su cuñado en 2013.

Según el juicio, Aaron -junto con 2 hombres- recogió a su cuñado en su casa, lo llevó a un parque industrial abandonado y le disparó 6 veces.

Hernández fue condenado a cadena perpetua y se suicidó en la cárcel el 19 de abril de 2017.

Curiosamente, Aaron Hernández ya había sido acusado de matar a 2 hombres en 2012, pero fue declarado inocente.