¿Cómo será el 2018? | SapiensBox

Con la próxima llegada de un nuevo año, nos conviene estar preparados también para nuevos desarrollos tecnológicos; y aunque muchos no tenemos tan afinado el don de predecir el futuro como Nostradamus, Walter Mercado o la actual gurú de cabecera #MonhiVidente, hay un par de cosas que podemos ir anticipando.

Te diremos un par de cosas que te conviene saber sobre el comportamiento de las personas, la interacción que tendrán entre sí y las tendencias de consumo que reinarán el próximo año, para que tomes nota, te alistes y, en su caso, comiences a preparar tu propio kit de supervivencia.

1. TECNOLOGÍA QUE TE LEE

La fiebre por la personalización se disparará el próximo año. Buscamos dispositivos y productos que se adapten cada vez más a su dueño, de tal manera que sepan incluso antes que nosotros, cuáles son nuestras necesidades y puedan satisfacerlas de manera casi instantánea.

Es el caso de algunos comercios en Shanghái que ya aplican esta tecnología. El principio es simple, la idea es que cuando vayas a una tienda, cumplas con tu deseo de compra sin sufrir cualquier tipo de incomodidad, como empleados malencarados o largas filas para pagar.

Al llegar a la tienda bastará que cuentes con un smartphone para escanear los productos, escoger aquellos que irán en tu carrito y salgas de la tienda con ellos de inmediato, tu cuenta será enviada automáticamente a tu teléfono y se descontará de tu tarjeta.

WeSwap es otro ejemplo de este tipo de tecnología, una app que se encarga de darte recomendaciones financieras sobre viajes, con base en una lectura sobre tu perfil en redes sociales y tus preferencias. La persona designa un presupuesto para su siguiente destino y la app desarrolla una serie de sugerencias para hospedaje, transportación y comida de manera que no excedas tu presupuesto inicial.

El problema es que todo este tipo de tecnología exige una gran cantidad de información sensible de los usuarios, lo que podría comprometer tu privacidad al caer en las manos equivocadas.

2. COMPAÑEROS VIRTUALES

Antes de que tu imaginación salte deliberadamente a una imagen sobre sexo robótico, lo cual puede parecer bastante lejano (pero no lo es), te pedimos que vayas un poco más atrás en el tipo de interacciones que solemos llevar a cabo entre los seres humanos.

Actualmente los dispositivos que cuentan con entidades virtuales nos permiten desarrollar tareas funcionales o transaccionales, como Siri, que asiste a los usuarios de Apple en sus búsquedas, o los chatbots de empresas bancarias que nos ayudan a realizar pagos o transferencias. Sin embargo, se espera que para el siguiente año demos un salto hacia entidades virtuales que cumplan otro tipo de funciones como entretenimiento, terapia e incluso amistad.

Para 2020, una persona promedio tendrá más conversaciones con chatbots que con su pareja (porque #Her).

Este año, la marca KLM lanzó un dispositivo para los turistas que visitaban Ámsterdam. Un wereable con GPS (ya no es necesario Internet) que emitía recomendaciones sobre lugares para ver o sitios dónde comer en la ciudad, una especie de asistente de turistas que les ayudó a tener una experiencia mucho más cercana a la manera en la que un local disfruta la ciudad.

Ahora, algo un poco más al estilo #BlackMirror, es el chatbot “Replika” que cuenta con Inteligencia Artificial. Este bot busca aprender todo lo que pueda sobre ti, haciéndote preguntas sobre tu personalidad, tu familia, tus hábitos, tus amigos, lo que te gusta y lo que no. ¿Para qué? Obtener una entidad virtual con una personalidad espejo, es decir, una IA que tenga una personalidad idéntica a la tuya.

La finalidad es que puedas aprender sobre ti mismo y obtener información profunda sobre tu comportamiento y tu carácter a través de la interacción con Replika, lo que puede ser de gran ayuda para las personas que sufren de problemas emocionales o psicológicos.

El problema, otra vez, es la cantidad de datos sensibles que estos aparatos obtendrán de ti o, yéndonos un poco más hacia esa visión donde los robots dominan el mundo, podrían manipular nuestra propia personalidad para que llevemos a cabo sus más oscuros deseos… aunque esperamos equivocarnos.

3. EL DESEO DE TRASPARENCIA REINARÁ

Los innumerables escándalos de grandes marcas e industrias como Uber y Hollywood relacionados con diferentes problemas de abuso a sus empleados y acoso sexual desencadenaron diferentes movimientos en redes sociales como #MeToo por usuarios que exigen, entre otras cosas, una transparencia total respecto a los valores que cualquier marca o industria debe promover.

Las personas exigirán cada vez más que las marcas mantengan la coherencia entre lo que dicen promover (transparencia, respeto, diversidad e inclusión) y lo que hacen.

Un ejemplo de cómo algunos líderes han reaccionado ante esa necesidad corrió a cargo de la marca Kering & LVMH, que a partir de este año promoverá una serie de lineamientos para modelos, directores de casting y cualquier persona involucrada en el proceso de todas sus marcas de moda, entre los que destacan un mejor trato a los empleados y exigir certificados de salud a los modelos.

Miss Perú, por su parte, hizo una llamada de atención sobre el creciente número de feminicidios que se viven en su país y el mundo, al denunciar cifras sobre violencia de género en el momento del concurso en el que se suponía que mencionarían sus medidas.

Puede que algunas de estas tendencias suenen mucho más alarmantes que otras (Terminator suena como el peor escenario) pero nos conviene ir tomando nota de cada una, para comenzar a anticipar cómo serán los escenarios el próximo año y ante qué debemos estar alertas para que el 2018 no nos tome desprevenidos.