Cracks que nunca jugaron un Mundial | SapiensBox

Qué preferirías: ¿jugar en el mejor equipo del mundo o jugar un mundial con tu selección?

La mayoría de los futbolistas profesionales responderían que representar a su país en una copa del mundo es su sueño más grande desde que patearon un balón por primera vez. Sin embargo, ni jugar para los mejores clubes del mundo, ni ganar cualquier cantidad de títulos, ni pasar a la historia del futbol mundial te aseguran un lugar en el torneo de futbol más importante del mundo.

A lo largo de la historia han existido jugadores que cambiarían todos esos logros a nivel de clubes por haber pisado la cancha de un estadio mundialista. Aquí te presentamos 5 cracks que nunca pudieron participar con su selección en un Mundial.

Alfredo Di Stéfano

Pocos dimensionan la grandeza de “La Saeta Rubia”, pero es la máxima figura de aquel Madrid pentacampeón de Europa de los años 50 (algunos consideran que está al nivel de los más grandes de la historia, como Pelé o Maradona). Sin embargo, casi como una broma pesada de la vida (o del futbol), Di Stefano nunca pudo asistir a una copa del mundo.

Sus 2 primeras oportunidades se esfumaron en 1950 y 1954, cuando Argentina decidió no participar por cuestiones políticas.

Para el Mundial de 1958, en Suecia, Alfredo ya se había consolidado como la máxima figura del futbol de la época y se nacionalizó español para jugar con La Roja. En esos años sí estaba permitido jugar para 2 o más selecciones, pero el conjunto ibérico no consiguió clasificar.

Su última oportunidad se presentó en Chile 1962, pero una lesión en el último partido de preparación antes del torneo, lo marginó de cumplir su sueño.

George Weah

Es el único jugador africano que ha ganado un Balón de Oro (1995), pero, seguramente desde que debutó, Weah estaba resignado a no conseguir nada a nivel de selecciones con su natal Liberia, un país que jamás ha clasificado al Mundial.

Participó en 3 clasificaciones, pero nunca tuvo una oportunidad cercana para alcanzar su sueño.

En total anotó 22 goles en 60 partidos con su selección y a nivel de clubes jugó para el PSG, Chelsea, Mónaco y Milán, equipo con el que tuvo sus mejores años.

Bernd Schuster

El jugador alemán fue campeón con su selección en la Eurocopa de 1980, pero 2 años más tarde no pudo participar en el Mundial del 82, debido a una lesión.

En 1983 se negó a jugar un partido amistoso contra Albania, por el nacimiento de su 3er hijo. La negativa sirvió de excusa a los directivos alemanes –con quienes tenía muy mala relación– para que Schuster no volviera a ser convocado; así que se perdió el mundial de México ´86, el de Italia ´90 -en el que Alemania fue campeón- y el de EE.UU. ´94.

Años después de retirarse, “El Ángel Rubio” admitió sentirse arrepentido por las decisiones que lo alejaron de la selección alemana.

Eric Cantona

Fue una de las grandes figuras del Manchester United entre 1990 y 1997, pero su mal carácter siempre le trajo muchos problemas con sus compañeros. Su historia con el mundial se empalmó con 8 años de oscuridad de la selección francesa; no consiguió su clasificación al mundial de Italia ´90 ni al de Estados Unidos ´94.

Antes del mundial que organizó su país en 1998, Cantona intercambió insultos con el entonces director técnico de “Les Blues”, Aimé Jacquet, por lo que el estratega decidió dejarlo fuera de la convocatoria por conflictivo.

La única competencia en la que participó con Francia fue en la Eurocopa de Suecia de 1992.

Ryan Giggs

El jugador galés es un histórico del Manchester United; consiguió más de 30 títulos con los “Red Devils” y es uno de los últimos jugadores que sólo jugaron para un club.

Su amor por Gales fue su penitencia. Inglaterra trató de convencerlo para jugar en su selección desde las categorías juveniles, pero prefirió defender los colores de su país natal, aunque sólo había logrado clasificarse para el mundial de Suecia ´58 en toda su historia.

Lo único que le sirve de consuelo es que tiene el récord de más participaciones con la camiseta de Gales: 101 partidos en 17 años de carrera.

Actualmente hay grandes jugadores que, seguramente, se unirán a esta lista nada honorable cuando se retiren: el galés Gareth Bale o el gabonés Pierre Aubameyang, por mencionar algunos.

Pero, a partir del mundial 2026, esta lista tardará más en aumentar, porque la FIFA aumentará el número de selecciones clasificadas al mundial (48). Eso quiere decir que, aunque el nivel disminuya, será difícil no ver a los cracks de selecciones poco competitivas.