¿Cuáles fueron los escándalos de corrupción del 2017? | SapiensBox

Este año estuvo marcado por la sombra de la corrupción. Te presentamos los escándalos más sonados de 2017.

Los gobers ambiciosos

Javier Duarte

El caso de Javidú es representativo de la actuación de muchos gobernadores que, como él, utilizaron los recursos públicos para fines personales. El exgobernador fue acusado de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Tras nueve meses de huir de la justicia, fue detenido este año en Guatemala y extraditado a México en julio pasado para enfrentar los procesos en su contra.

César Duarte

El ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, es otro de los mandatarios locales acusados de corrupción. Durante su gobierno se crearon empresas fantasmas a las que se otorgaron millones de pesos por adjudicación directa.

Más de 60% de toda la obra pública en el Estado se licitó burlando la ley de adquisiciones y se vendieron bienes públicos a precios inferiores de su valor comercial, causando un grave daño al patrimonio del Estado. En abril se emitió la orden de búsqueda internacional contra el exgobernador por peculado agravado y delitos electorales.

Roberto Borge

El ex gobernador de Quinta Roo es acusado de desfalco al erario, además se le vincula con la venta a familiares y amigos de 24 inmuebles del gobierno de Quintana Roo a 6% de su valor. Gran parte de las ventas se localizan en zonas turísticas y reservas naturales.

En junio de este año, fue detenido en Panamá al momento en que abordaba un avión con destino a París. Hoy en día, espera la extradición a México.

Eugenio Hernández

El exgobernador de Tamaulipas fue detenido en octubre pasado, luego de que se le acusara de peculado y lavado de dinero. Además, es investigado por apropiarse de un inmueble de mil 600 hectáreas que formaba parte del patrimonio del Estado.

También enfrenta acusaciones en una corte de Texas por conspiración para blanquear dinero junto con su cuñado Óscar Gómez Guerra, por lo que sigue un proceso de extradición en su contra.

Tomás Yarrrigton

El ex gobernador de Tamaulipas fue detenido en abril de este año en Italia, las acusaciones en su contra son por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Según las investigaciones, el tamaulipeco cobraba sobornos al Cártel del Golfo y a Los Zetas.
Posteriormente, el dinero obtenido era blanqueado con prestanombres del sector inmobiliario. Sigue en espera de la extradición a México.

La estafa maestra

Una investigación de Animal Político y MCCI reveló que el gobierno federal, a través de distintas secretarías, habría utilizado 128 empresas fantasmas para desviar recursos millonarios. La investigación concluye y prueba que 3 mil 433 millones de pesos se entregaron a empresas a empresas cuyos socios viven en barriadas.

Mil millones más fueron entregados a universidades para realizar trabajos encargados a terceros y el resto sirvió para contratar servicios que nunca se realizaron.

Odebrecht

En diciembre de 2016 se destapó una de las redes de corrupción más grande de los últimos tiempos en nuestra región, el caso Odebrecht –o lava Jato como se conoció en Brasil, su país de procedencia–. Este caso salpicó a ministros, presidentes y protagonistas de varios países de Latinoamérica.

El caso tuvo resonancia cuando se reveló que Odebrecht acompañó “de tiempo completo” la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012. Además, se realizaron al menos tres transferencias por 1.5 millones de dólares a empresas vinculadas con Emilio Lozoya Austin, quien en esos momentos se desempeñaba como coordinador de vinculación internacional del entonces candidato Enrique Peña Nieto.

En octubre, Santiago Nieto, fiscal para delitos electorales, fue destituido por revelar información de la investigación Odebrecht.

Desvío de dinero a campañas del PRI

El exsecretario adjunto del PRI, Alejandro Gutiérrez, fue vinculado a proceso por el presunto desvío a campañas priistas. Una investigación del NYT reveló que desde la Secretaría de Hacienda se habrían desviado 246 millones de pesos al Partido Revolucionario Institucional con el objetivo de reforzar las elecciones de junio del año pasado.