Edison era un fraude como inventor | SapiensBox

El “Mago de Menlo Park” no era un genio de la ingeniería, sino un genio para robar patentes.

Thomas Alva Edison no sólo no inventó la mayoría de las cosas por las que es recordado, sino que muchas veces tomaba crédito de ideas e inventos de otros y muchas de sus patentes no eran más que mejoras de productos existentes. Era un hombre de negocios astuto y eso también tiene su mérito, pero es un tipo muy distinto de genio. Estos son algunos de los inventos atribuidos a Edison, pero que no fueron en realidad suyos.

El foco incandescente

Pregunta a cualquier niño quién inventó el foco y la respuesta probablemente será que Edison. Contrario a lo que las escuelas han enseñado por años, el ícono estadounidense jamás inventó el foco, ni tuvo la primera patente para el diseño moderno del mismo. En realidad, los focos como fuentes de luz eléctrica existían 50 años antes de la patente de 1879 de Edison. De hecho, Edison perdió todos los derechos de su patente en el Reino Unido y los Estados Unidos.

La silla eléctrica


La primera silla eléctrica práctica fue inventada por Harold P. Brown. Él era un empleado de Edison, contratado para investigar usos para la electricidad. Debido a esto y a que su jefe daba a conocer su trabajo, el desarrollo de la silla eléctrica es muchas veces atribuido erróneamente a Edison. Aún más, el diseño de Brown se basaba en la corriente alternativa de George Westinghouse, que comenzaba a emerger como rival directo a la corriente directa de Edison.

Las pilas


¿Qué patente le dio más dinero a Edison? La batería alcalina. Irónicamente, no fue él quien inventó la primera pila, pero combinó varios materiales para crear una que fuera práctica. Su intención original era que los carros empezaran a usarlas, sin embargo para el momento en que logró perfeccionarla, los automóviles eléctricos habían perdido contra los de gasolina. Aunque fracasara con los autos, las pilas fueron un éxito comercial para aparatos y lamparas de minero.

El tocadiscos


Mucha gente piensa que Edison inventó el tocadiscos, pero en realidad inventó el fonógrafo, que estaba diseñado para crear grabaciones. Los fonógrafos fueron vendidos primero como máquinas de dictado y sólo después fueron modificados para tocar música. La capacidad de grabar sonidos es mucho más antigua que el fonógrafo de Edison. El gramófono, de Emile Berliner, fue el primer tocadiscos conocido.

El telégrafo


El telégrafo había sido inventado cuando Edison era aún un niño, sin embargo algunas personas se lo atribuyen, quizá porque, debido a su sordera parcial, Edison aprendió el arte del telégrafo a una edad temprana y después empleó un tiempo considerable en crear invenciones que se basaban en el telégrafo, como la tabla de anuncios del mercado de acciones. Sin embargo, no inventó el telégrafo. Inventó el primer dúplex y los primeros multiplex, que permitieron enviar y recibir mensajes simultáneamente.