El bestiario del Buen Fin | SapiensBox

Estos son los perfiles de las personas con las que te vas a topar este fin de semana.

El Buen Fin está aquí y tu cartera lo sabe… y lo teme. Pero para salir un poco del tono castigador y serio, hoy en SapiensBox te invitamos a descubrir en qué bestia tipo de comprador te conviertes un fin de semana al año.

El turista con cartera de oro

No sabe cómo se ve un museo por dentro, pero ubica perfectamente todas las plazas comerciales de la ciudad, porque pasearse ahí es lo único que hace los fines de semana. Por supuesto, en sus viajes tienen el único propósito de ver qué encuentra.

“Compras planeadas”, ¿eso con qué se come? Arrasa con cuanta oferta encuentra, aunque sólo le queden cien pesos en la cartera y apenas vaya en el tercer día de la quincena.

Si estás en es este perfil, lo primero que tienes hacer es preguntarte si realmente necesitas comprarte algo. Si nada más vas a ver qué te encuentras, no vas a ahorrar un carajo, sólo vas a hacer un gasto con descuento. ¿No será que, en lugar de comprarte un gadget nuevo, más bien necesites cambiar de calzones porque los que tienes ya están llenos de hoyos?

Recuerda: si eres de los afortunados Godínez que reciben aguinaldo, haz cuentas de tus gastos de fin de año antes de que se te vaya de las manos como agua.

El “eternomesino”

Mete a meses sin intereses hasta los chicles y mientras más tiempo mejor; no sólo debe lo de los últimos dos años del Buen Fin, tiene compras a tantos meses sin intereses que la deuda la van a acabar pagando sus tataranietos.

¿Te identificaste? Checa lo que ya debes a meses sin intereses y si de plano es una cantidad que representa más del 30% de tus ingresos cada mes, lo único que realmente necesitas es liquidar tu deuda.

Tu nuevo mantra debe ser: los meses sin intereses no son un descuento, son una facilidad de pago

Si necesitas comprar algo, el único método de pago para ti es de contado o si usas la tarjeta de crédito liquídala antes de tu siguiente fecha de pago. Tu nuevo mantra debe ser: los meses sin intereses no son un descuento, son una facilidad de pago. Recuerda que, si compras a meses sin intereses, la vida útil de lo que adquieras debe ser mayor al periodo de pago.

El anarquista

Cree que los centros comerciales en general son el infierno en la tierra. Jamás ha ido a El Buen Fin, ni irá porque se trata de una trampa de la mercadotecnia, del gobierno y de los cerdos capitalistas. Si pudiera, se encerraría todo el fin de semana, pero le divierte más boicotear a las tiendas.

Se encarga de checar los precios de todos los productos antes y después del fin de semana para denunciar a la Profeco y busca cualquier typo para compararse una computadora a 35 pesos si puede. Estrategias que todos deberíamos aprender a aplicar.

El ñoño

Semanas antes hizo la lista de cosas que iba a comprar, checó cuánto costaba entonces y luego comparó en línea e in situ antes de firmar cualquier cosa y aprovechó para adelantar regalos de Navidad.

Averigua de las garantías y condiciones para devoluciones. No sea que la cafetera tenga 3 meses de garantía y tú la hayas metido a 36 meses sin intereses. Guarda tickets y comprobantes, por si necesitas hacer algún cambio.

Es la única persona que sí logra un ahorro y no gasta a lo menso. Tal vez la única cosa que haya que recordarle a esta persona es que si va a comprar los regalos de Navidad, evite comprar ropa, porque si falla la talla por lo general sólo tendrá un mes para cambios.