Especial rumbo al mundial: El reloj suizo sigue sin fallar | SapiensBox

Suiza llegó puntual a su cita en Rusia 2018

Analizamos a Suiza, que buscará pelear su pase a 8vos ante Brasil, Costa Rica y Serbia; en el grupo E.

Sistema de juego: 4-5-1
Figura: Granit Xhaka
Hombre a seguir: Denis Zakaria
Entrenador: Vladimir Petkovic

Quizá no se encuentra entra la élite de Europa, pero, sin hacer tanto ruido, Suiza jugará su 4º mundial consecutivo y el 11º en toda su historia, luego de conseguir su boleto a Rusia por la vía del repechaje, tras vencer a Irlanda del Norte.

La clasificación al mundial no causó mucha euforia en el país de los relojes y los chocolates. Tal parece, que la afición suiza se ha acostumbrado a participar en los torneos grandes como la Euro y la copa del mundo y sus expectativas apuntan a algo más grande, al igual que las de sus jugadores.

“El equipo siempre quiere alcanzar las metas más altas”, declaró el director técnico, Vladimir Petkovic, quien se ha encargado de dirigir a Suiza desde 2014, después del mundial de Brasil.

La figura de este equipo es Granit Xhaka. El mediocampista del Arsenal es el encargado de mover los hilos en el ataque helvético y cuenta con socios por las bandas como Xherdan Shaqiri, que tuvo una gran actuación en Brasil 2014; y Steven Zuber, del Hoffenheim.


Granit Xhaka derecha, Xherdan Shaqiri izquierda.

Suiza se vuelve doblemente peligroso por las bandas porque cuenta con 2 laterales muy confiables: Stephan Lichtsteiner y Ricardo Rodríguez, de la Juventus y del Milán, respectivamente. Ambos defensores no sólo cubren las espaldas de los extremos, Shaqiri y Zuber, sino que también suelen ser muy peligrosos cuando se suman al ataque.

Varios de los jugadores que asistirán a Rusia 2018 jugaron en Brasil 2014 y la selección sólo se ha apuntalado con jóvenes talentos como Denis Zakaria, medio del Borussia Mönchengladbach, y Manuel Akanji, defensor del Borussia Dortmund.

A pesar de contar con grandes individualidades, Petkovic ha logrado que sus muchachos se acoplen a la perfección al plan de juego que él les dicta. Suiza suele basar su juego conforme al rival que enfrente, algo así como un reloj perfectamente ajustado para desarmar a su rival. Esa fórmula casi les funciona en Brasil 2014, cuando se quedaron a pocos minutos de eliminar a Argentina en 8vos.

El objetivo de Suiza será pasar a la siguiente ronda, pero para lograr eso tendrá que sortear un grupo en el que enfrentará a Brasil, que parte como claro favorito para pasar como 1º, a Costa Rica, que no luce tan fuerte como lo hizo en Brasil 2014, y a Serbia, que no es un hueso fácil de roer.

Y sí, basados en los resultados recientes, Suiza debería de conseguir ese boleto como 2º lugar en el grupo E, de lo contrario sería un fracaso.