Especial rumbo al mundial: Túnez, 12 años de espera llegaron a su fin | SapiensBox

La selección africana buscará sorprender a los grandes.

Analizamos a Túnez, que podría ser una sorpresa agradable en el grupo G.

Formación: 4-2-3-1
Figura: Youssef Msakni
Jugador a seguir: Naïm Sliti
Director técnico: Nabil Maaloul

Túnez llega a su 5º mundial, después de no clasificar a las últimas 2 ediciones en Sudáfrica y Brasil.

Aunque se quedó con el 1er lugar del grupo A en las eliminatorias africanas, la selección tunecina no tuvo un camino sencillo. La República del Congo fue su principal rival rumbo a Rusia 2018, equipo al que superó por apenas un punto, después de empatar ante Libia en el último partido de la clasificación.

El técnico, Nabil Maaloul, tomó el cargo en mayo de 2017. A pesar del poco tiempo al frente de su selección y de no contar con jugadores de renombre, el tunecino ha logrado impregnar su idea en los integrantes de este equipo.

El estratega suele jugar con un 4-2-3-1 en el que anima a sus laterales, Ali Maaloul del Al Ahly de Egipto y Hamdi Nagguez del Zamalek Sporting Club, a sumarse al ataque para aprovechar su velocidad.

La figura de este equipo es Youssef Msakni, un completo desconocido para el futbol mundial, que ha hecho su carrera en el futbol de Túnez y Qatar. El jugador del Al-Duhail juega por detrás de los delanteros y cuenta con el talento suficiente para echarse a la espalda al combinado de Túnez.

Además de ser un gran medio centro creativo, tiene buena relación con el gol: en 51 partidos con selección ha anotado 14 goles.

A la calidad de Msakni, se le suman 2 buenos socios: los extremos de origen francés Wahbi Khazri del Stade Rennais y Naïm Sliti del Dijon. Ambos jugadores le imprimen velocidad y desequilibrio al ataque de Túnez.

Un arma que tiene este equipo de Túnez es su habilidad para cambiar de formación por un 4-3-2-1. Cuando se enfrenta a un equipo que ataca, el técnico Nabil Maaloul agrega un medio defensivo y prescinde de un extremo para que el partido sea más peleado en medio campo.

Túnez no es una de las selecciones africanas más fuertes en este mundial, además se enfrentará a 2 selecciones europeas como Bélgica e Inglaterra que parten como claros favoritos para pasar a la siguiente ronda y cerrará su participación contra Panamá, el equipo más débil de este grupo.

Tomando en cuenta a sus rivales, es poco probable que supere la fase de grupos por 1ª vez en su historia, por lo que Túnez podría irse feliz de Rusia 2018 si consigue, por lo menos, una victoria ante Panamá.