Estatus legal de la homosexualidad en el mundo. | SapiensBox

¿En qué lugares del mundo puedes hacer una boda gay?

Vivimos en mundo multipolar, en el que, mientras unas sociedades han comenzado a valorar y celebrar su propia diversidad, otras siguen viéndola como una amenaza.

Por lo tanto, no da lo mismo qué orientación sexual tengas, según el país donde te encuentres. La homosexualidad sigue siendo un tabú en muchas partes del mundo, lo que es relevante -más allá de los procesos culturales- porque los prejuicios sobre la diversidad sexual terminan generando exclusión, discriminación y violencia.

México sigue siendo un país en el que ejercer libremente tu sexualidad puede ser peligroso debido a ciertas inercias sociales, pero ser homosexual nunca ha sido delito en la historia moderna de nuestro país. Otros no pueden decir lo mismo.

¿Conoces el estatus legal de la homosexualidad en el mundo?

En 72 países de todo el mundo, la homosexualidad es un delito que se castiga con cárcel: en Uganda, Zambia, Tanzania, India, Barbados o Guyana tienen condenas desde 14 años de prisión, hasta cadena perpetua.

La homosexualidad se castiga con pena de muerte a nivel nacional en Irán, Arabia Saudita, Yemen y Sudán. También a nivel regional en algunas zonas de Somalia, Nigeria, Irak y Siria.

El matrimonio igualitario es legal en 51 países actualmente.

En julio de 2010 Argentina se convirtió en el primer país latinoamericano en hacer legal el matrimonio gay. Seguido años después por Uruguay, Brasil y Colombia. En noviembre de 2017 Australia se sumó a esta lista.

En México, el matrimonio entre personas del mismo sexo es plenamente legal en algunos estados como:

  • Ciudad de México (2010)
  • Coahuila (2014)
  • Chihuahua (2015)
  • Guerrero (2015)
  • Nayarit (2015)
  • Jalisco (2016)
  • Campeche (2016)
  • Michoacán (2016)
  • Morelos (2016)
  • Colima (2016)
  • Puebla (2017)

Ojalá la próxima vez que leamos algo sobre el estatus jurídico de la homosexualidad sea sólo para recordar que hubo un tiempo en que la ley hacía distinciones, pero ya no más.