Feliz cumpleaños, majestad, y felicidades a la princesa | SapiensBox

S.M. el Rey, don Felipe VI, celebra su cumpleaños poniendo en el centro a su heredera.

Este martes, 30 de enero, el Rey Felipe VI de España ha celebrado su cumpleaños número 50, en medio de la continuada crisis constitucional que supone la insistencia de la mayoría independentistas en el Parlment de Cataluña por investir como presidente del gobierno autónomo a su líder, Carles Puigdemont, prófugo de la justicia española, refugiado en Bruselas.

Quizá por eso, el Jefe del Estado Español ha querido aprovechar una ocasión, que de otro modo hubiera sido más familiar y privada, para lanzar un mensaje de continuidad institucional e insitir en el valor del orden constitucional vigente.

En una ceremonia con la familia real en pleno, desde el salón de columnas del Palacio Real de Madrid, y frente a los respresentantes de todos los poderes públicos, Su Majestad el Rey ha hecho entrega del collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro a su hija y heredera, doña Leonor, Princesa de Asturias, que este 2018 cumplirá 13 años de edad.

En su discurso, el Rey ha dicho que eligió este acto para poner de manifiesto “con la mayor solelmnidad y simbolismo” el compromiso personal e institucional con España, tanto de él como de su hija.

La Insigne Orden del Toisón de Oro, de la que los reyes de España ostentan la jefatura y gran maestrazgo, es la más alta condecoración que otorga la Corona española.

La princesa de Asturias ha recibido el collar que perteneció a su bisabuelo, don Juan de Borbón, Conde de Barcelona, lo que supone todo un símbolo en el contexto actual. Se espera que a patir de este momento, doña Leonor comience a desempeñar, poco a poco, las fuciones institucionales propias de su condición como heredera de la Corona.