Feminismo se escribe en plural | SapiensBox

¡Kha! ¿Hay más de un feminismo?

Como pasa con muchos otros movimientos, el feminismo tiene diferentes expresiones y formas de lucha que varían entre sí, lo cual no quiere decir que tengan objetivos diferentes, más bien caminos distintos para llegar al mismo punto: igualdad de trato, respeto, oportunidades y derechos para todas las personas, independientemente de su género.

Sabemos que en ese mar de términos es muy fácil perderse, a nosotros mismos nos pasó, por eso en SapiensBox decidimos hacer un pequeño glosario para entender de una vez por todas a qué carajos se refieren las personas cuando hablan de feminismos en plural.

Las 4 olas del Feminismo

En la historia del feminismo se identifican 4 periodos a los que se ha llamado “olas”. La idea de hacerlo así es que por cada avance que las mujeres han conseguido, también han recibido un revés del maldito sistema hetero-patriarcal-capitalista-retrógrada.

Las precursoras, Feminismo de la primera ola

Surge a partir de la Revolución Francesa y marca el inicio del movimiento. Se centra en la idea de que las mujeres tienen la misma inteligencia que los hombres y por lo tanto tienen derecho a la educación. Si bien algunas mujeres, sobre todo las occidentales, blancas, de clases económicamente privilegiadas, pudieron aprovecharse de una relativa apertura en el ámbito educativo, la lucha por la plena alfabetización de las mujeres en el mundo sigue pendiente hasta nuestros días.

Las sufragistas, Feminismo de la segunda ola

Las mujeres de esta ola, que comienza a mediados del siglo XIX, reclamaron principalmente su derecho al voto (y por lo tanto el reconocimiento de sus derechos políticos), así como reivindicaron su capacidad de decisión autónoma respecto de sus padres o esposos y su derecho al trabajo remunerado. Este momento es crucial, porque mujeres de diferentes partes del mundo se unen a una misma lucha: rusas y alemanas, inglesas y estadounidenses, ¡Regias y tapatías!

Por cierto, hicieron una gran película sobre ellas con la gran Meryl Streep, les dejamos el tráiler.

Lo femenino y lo masculino, Feminismo de la tercera ola

Hacia los años 60 del siglo XX, el término “feminista” se hace viral y comienza a usarse a diestra y siniestra. Surgen las ideas de lo femenino y lo masculino como una construcción social y, por primera vez, el feminismo se articula como un amplio proyecto político y cultural que más unos derechos concretos busca transformación del sistema sexo-genérico, y la destrucción del patriarcado.

Las multiculturales, Feminismo de la cuarta ola

En los años 90 del siglo pasado surge la más reciente ola, que hace más compleja la discusión al interior de la lucha, a través de la visibilización y reconocimiento de los problemas específicos de las mujeres en distintas circunstancias: negras, musulmanas, indígenas, pobres, trans, lesbianas…

Actualmente, los feminismos luchan por la igualdad, desde distintos ángulos y con perspectivas particulares, de acuerdo con las problemáticas que las feminstas concretas han ido encontrando:

Feminismo radical

Considera que la discriminación hacia las mujeres no proviene de las leyes, sino de un sistema patriarcal histórica, política y culturalmente opresor.

Para el feminismo radical, el sexismo está tan arraigado en la sociedad que la única manera de erradicarlo es eliminar por completo todo lo que se generó a partir de él y empezar a construir desde cero.

Feminismo liberal

Entiende la situación que viven las mujeres como un problema de desigualdad, más que de explotación, por lo tanto, promueve la igualdad de condiciones y derechos de las mujeres respecto de los hombres.

Feminismo socialista

Considera que el patriarcado y el capitalismo oprimen a la mujer generando condiciones de desigualdad, por lo tanto, ambos deben eliminarse para que, mediante un sistema socialista, las mujeres decidan libremente las condiciones de su propia vida, sea cual sea su elección: estudiar, trabajar, ser madre, tener hijos, no tenerlos, etc.

Feminismo de la igualdad

Busca que las mujeres accedan al mismo estatus que los hombres y tengan las mismas oportunidades de educación, trabajo, salario y entiende el género como una construcción social, es decir que a las mujeres y a los hombres se les enseña a ser de cierta manera desde que nacen mediante roles asignados.

Feminismo de la diferencia

Parte del hecho de que hombres y mujeres son diferentes entre sí y considera que la opresión que las mujeres sufren debe eliminarse sin tomar en cuenta el estatus masculino, sino que las mujeres deben construir sus propios espacios.

Feminismo negro

Surge a partir de la idea de que las mujeres blancas de clase media-alta tienen problemas y obstáculos diferentes, muchas veces menores, a los de las mujeres negras y pobres. Además del sexismo, la desigualdad socioeconómica y el racismo incrementan la opresión hacia las mujeres y por lo tanto su lucha enfoca esas particularidades.

Feminismo islámico

Busca reivindicar el papel de las mujeres dentro de la cultura del Islam, principalmente a partir del derecho a la educación. Este tipo de feminismo considera que el Corán, así como todas las leyes y condiciones que se desprenden de él corresponden a una interpretación que favorece al hombre, por lo cual es necesaria una interpretación feminista que busque mayor equidad.

Transfeminismo

Considera que el feminismo debe incluir a personas que experimentan su género más allá del sexo con el que nacieron como las personas trans, las personas queer, las personas con disforia de género, las personas de género fluido, etc.

Ecofeminismo

Esta vertiente percibe una conexión directa entre la explotación de la naturaleza y la explotación de las mujeres, considera que el sistema patriarcal implica un dominio sobre la fertilidad de las mujeres y la Tierra y que el cambio climático, la sobreexplotación de los recursos naturales y la contaminación también son consecuencias del patriarcado.

La gran variedad de feminismos que existen actualmente es muestra de que la lucha se ha ido afinando, colocando focos de discusión donde se creían agotados. Ninguna de estas formas busca acabar con la otra, aunque sí se generan discusiones, y tampoco pretende invalidar otro tipo de problemas como los muertos por la guerra, los homicidios, la delincuencia o los refugiados, simplemente buscan visibilizar una lucha en particular, al tiempo que invita a todos los miembros de la sociedad a sumarse de algún modo a la lucha.


Fuentes

1 Torres, Arturo. “Tipos de feminismo y sus distintas corrients de pensamiento. Disponible en: https://psicologiaymente.net/social/tipos-de-feminismo
2 Meza, Tania (2017). “La Cuarta Ola Feminista”. Disponible en: http://www.milenio.com/firmas/tania_meza_escorza/cuarta_ola-feminista-violencia-derechos-mujeres-milenio_18_882091802.html