Fuego contra fuego o mantener la calma | SapiensBox

¿Salvar tu reloj o salvar tu vida?

En una situación de asalto a mano armada ¿qué crees que es más seguro para ti y los que te rodean?
a) Repeler la agresión, si también tú estás armado.
b) Mantener la calma y cooperar para evitar una tragedia mayor.

Ambas posturas resultan lamentables, porque ambas nos hablan de una situación de falla estructural del Estado, que no logra garantizar a sus ciudadanos una vida libre de violencia.

Esta semana, SapiensBox se vio en medio de una polémica debido a su cobertura de un asalto acaecido el pasado domingo 18 de febrero en un restaurante de la Colonia Condesa, según puede consultarse aquí.

Como parte de su objetivo de propiciar conversaciones sobre temas que nos afectan e interesan a todos, este medio decidió concentrarse en la reacción del comensal que intentó repeler el asalto haciendo uso de su propia arma de fuego.

Hay que admitir que, en buena medida, la cobertura que hizo este medio de los hechos se debió a que, por una casualidad, dos de nuestros colaboradores se encontraban en las inmediaciones del lugar al momento de los hechos; pero también es cierto que es poco común que un civil, común y corriente, ande armado –por lo menos en la CDMX–, por lo que también es extraño que en un caso de asalto callejero se registre ese tipo de reacción.

A nivel de la sociedad, todos hemos escuchado muchas veces las dos posturas extremas que tienden a repetirse en estos casos: la de quienes consideran que en un caso de asalto a mano armada lo mejor para evitar una tragedia humana –más allá de la pérdida material– es mantener la calma y cooperar con el asaltante; pero también sabemos que el hartazgo social frente a la situación de inseguridad que se vive en casi todo el país hace que muchas personas prefieran comenzar a tomar el problema en sus propias manos.

Ambas posturas resultan lamentables, porque ambas nos hablan de una situación de falla estructural del Estado, que no logra garantizar a sus ciudadanos una vida libre de violencia.

Pero como los diálogos necesariamente son bidireccionales, quisimos mejor preguntarlte: aun tomando en cuenta que ninguna de las dos opciones es deseable socialmente, ¿tú qué prefieres?

Comenta y comparte tu opinión.