Las parejas más tóxicas de la música | SapiensBox

Ellos destruyeron (literalmente) la vida de sus parejas, desde golpes y drogas, hasta la muerte.

Cuando vemos a nuestros ídolos podemos imaginar que sus vidas son perfectas, que gozan de grandes riquezas y que debe ser increíble tener la fama que tienen, pero si algo nos ha enseñado la cultura de la celebridad es que tener que pasar por los inevitables problemas personales y sentimentales que todos tenemos, pero con todo el mundo enterándose de cada detalle, muchas veces no terminan nada bien.

Por eso, decidimos escribir sobre las 4 parejas más tóxicas en la música; famosos que destruyeron la vida y carrera de sus parejas.

Britney Spears + Kevin Federline

El principio de la caída en la carrera de Britney ocurrió en 2004, cuando la princesa del pop se casó con su amigo Jason Alexander en Las Vegas, sólo para divorciarse 55 horas después. Si bien ese fue el primer signo de que algo no andaba bien, el punto de quiebre fue el momento en que decidió tener una relación con su bailarín, Kevin Federline.

Con él tuvo 2 hijos, un reality show nada exitoso, en donde vimos a una Britney vacía y obsesionada consigo misma. En el 2006 comienza a salir con Paris Hilton y Lindsay Lohan y se divorcia de K-Fed.

Tras conocer sus partes íntimas en múltiples fotografías y ver el mal cuidado que tenía con sus hijos, llega el 2007, año en el que entra y sale de un centro de rehabilitación, se rapa la cabeza, ataca a los paparazzi con una sombrilla, tiene una pésima presentación en los VMAs, pierde la custodia de sus hijos y se entera que su hermana adolescente estaba embarazada.

¿Será que todo este declive se dio debido a su relación con Kevin o él sólo fue resultado de su desorden mental?