Los 5 Westerns que necesitas ver | SapiensBox

Los westerns no han muerto, solamente se convirtieron en clásicos

Este es el género gringo por excelencia: no solamente se ubica en los desiertos del “lejano oeste”, también trata temas como la justicia, la amistad, la lealtad, el sentido del honor, etc. Aunque actualmente la producción de westerns no es tan frecuente, estas películas fueron las que enamoraron a los grandes directores de nuestra época.

Tarantino, Carpenter, Eastwood y, probablemente, más de la mitad de las personas que están haciendo cine, no estarían en la industria si no hubiera sido por los westerns. Estas son algunas de las películas que los han inspirado.

Butch Cassidy and the Sundance Kid

Quizá esta película sea el origen de todos los bromances. Paul Newman y Robert Redford siempre serán recordados como los entrañables criminales Butch Cassidy y Sundance Kid en esta clásica comedia del oeste. Son los líderes de la pandilla Hole in the Wall, pero no son tan malos como creen. Cuando un grupo de pistoleros los persigue para matarlos, en lugar de pelear, huyen a Bolivia, donde robar bancos es más sencillo. En 1969, esta película fue un éxito de taquilla, pero fue odiada por la crítica, porque los chistes son demasiado simples.

Con el tiempo se ha vuelto un clásico y podemos disfrutarla como película sesentera, con un par de bandidos que son un chiste. Basta ver a Newman payaseando al ritmo de la música en su maltrecha bicicleta. Algunas de las escenas más graciosas son a expensas del revisaor de boletos de la compañía de trenes, quien parecería preferir volar en mil pedazos que abrir una caja fuerte.

Unforgiven

La celebrada y multipremiada carrera de Clint Eastwood como estrella y director ha abarcado décadas y géneros, pero en 1992, Unforgiven marcó su último western y probablemente también el mejor. William Munny es un asesino reformado que se convierte en un religioso granjero. Pero tras perder a su esposa y muchos problemas económicos, Munny acepta un último trabajo del recién iniciado y muy ambicioso Schofield Kid y se reúne con su viejo compañero, Ned Logan.

Unforgiven examina el peso que una vida como asesino tiene sobre Munny. El guión, obra del escritor de Blade Runner, David Webb People, rompe con varios de los mitos del género.

The Good, the Bad and the Ugly

Sergio Leone concluye su trilogía Man with No Name con esta película de 1966. Famosa por su inmortal tema musical, escrito por Ennio Morricone, es la máxima representante del subgénero del spaghetti western. La extensa trama encuentra a los personajes Blondie (el Bueno), Tuco (el Feo) y Sentenza (El Malo), compitiendo por encontrar un tesoro del ejército confederado perdido durante la guerra civil.

Citada por Quentin Tarantino como la película mejor dirigida de todos los tiempos, este western tiene una truculenta historia de traiciones y duelos, mientras Leone perfecciona su lenguaje cinematográfico con tomas largas y acercamientos para construir tensión.

The Searchers

Ford explora las partes más oscuras del veterano de la guerra civil, Ethan Edwards, interpretado por John Wayne. La cinta contiene algunas de las escenas más hermosas alguna vez filmadas.

Edwards tiene el propósito de vengarse, tras un ataque de Comanches que mataron a su hermano, a su familia y secuestraronn a su sobrina, Debbie. Edwards pasa 5 años buscando a Debbie. Aunque la película jamás esconde el ánimo anti nativo de Edwards, la actuación de John Wayne cuando su personaje encuentra a su sobrina es una joya, clásica de este género.

Rio Bravo

Si The Searchers muestra a Wayne en sus momentos más oscuros y conflictivos, Rio Bravo de Howard Hawks es la cima del personaje que le conocimos en la pantalla grande. Haciéndola del sheriff John T. Chance, Wayne es bonachón, fuerte, y está indudablemente al mando. Esta fue la famosa respuesta de Wayne y Hawks a High Noon, una película que los enfureció a ambos. Sintieron que el sheriff del pueblo no iría por ahí mendigando ayuda, y de ese modo, John Chance se las arregla para arrestar al hermano de un prominente ranchero por haber matado fríamente a un desconocido.

Rio Bravo se transforma en un clásico del cine cuando Chance y sus compañeros se encierran en la prisión a esperar que el alguacil federal venga por un criminal. El tiroteo final contra la pandilla enemiga es tan brillante que muchos directores siguen inspirándose en él (John Carpenter básicamente repitió la escena para Assault on Precinct 13).