Los principales problemas en los estados que tendrán elecciones | SapiensBox

Entre la violencia y la discriminación.

El 1 de julio enfrentaremos una elección extremadamente compleja en términos organizativos. Por primera vez en la historia, las elecciones coincidirán con elecciones de 30 entidades, incluyendo 9 gubernaturas.

Te interesa: ¿Quién le puede arruinar la campaña a los 3 principales candidatos?

¿Cuáles son los problemas más urgentes que presenta cada uno de los estados que habrán de renovar a su gobernador?

Aquí te contamos:

1. CDMX: El narco

El año pasado, June S. Beittel, analista de asuntos latinoamericanos en el Servicio de Investigación del Congreso de EE.UU., publicó el estudio “México: crimen organizado y organizaciones del narcotráfico”, en el que identifica que en la CDMX hay influencia del Cartel Jalisco Nueva Generación, de los Caballeros Templarios y de la Familia Michoacana.

La muerte de Felipe de Jesús Pérez Luna, alias “El Ojos”, líder del Cártel de Tláhuac, confirmó la existencia de células del crimen organizado en la CDMX, mismas que se han venido apoderando de las rutas y puntos de venta, incluyendo Ciudad Universitaria. Esta es una problemática que el próximo gobierno difícilmente podrá eludir.

2. Veracruz: Los desaparecidos

Los estragos del Gobierno de Javier Duarte siguen pendientes bajo el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares. Recientemente, diversos colectivos veracruzanos dieron a conocer que el gobierno de Javier Duarte, a través del uso de helicópteros de la Fuerza Civil, desaparecía cuerpos al aventarlos a la barranca conocida como La Olímpica, en el municipio de Emiliano Zapata.

De acuerdo con testimonios de pobladores de este municipio, los policías de la vecina Académica de Policía de “El Lencero” usaban las aeronaves oficiales para tirar los cadáveres en el narco cementerio ubicado a 4 kilómetros de distancia.

La violencia que desató el gobierno de Duarte llevó a Veracruz a ocupar los primeros lugares en desaparecidos. Según datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas, la entidad presentó 202 desapariciones en el último año de su gobierno.

3. Puebla: Violencia contra las mujeres

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional sobre Dinámica de las Relaciones de los Hogares, Puebla es uno de los Estados con el nivel más alto de violencia hacia las mujeres, el cual asciende a 9.2 en una escala de 10.

En el transcurso de 2017 se contabilizaron al menos 62 homicidios violentos de mujeres en el estado. La entidad poblana también tiene el quinto porcentaje más alto de mujeres en condición de pobreza, al sumar 16.49% de su población femenina en esa condición. Pobreza y violencia son los factores que se suman contra las mujeres (https://www.sapiensbox.com/sigo-viva/) en dicha entidad.

4. Jalisco: Violencia

Jalisco continúa con la racha de violencia al registrarse mil 336 asesinatos el año pasado. La violencia del último año ha sido la más crítica en los últimos 20 años, sólo por detrás del año 2011 cuando se documentaron mil 22 casos registrados por la Fiscalía General del Estado, en donde la ola de violencia se atribuye a reacomodos que llevan células del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Jalisco se ubica en el séptimo lugar nacional sólo por detrás de estados como Guerrero, Baja California, Estado de México y Veracruz.

5. Tabasco: Contaminación

Tabasco ha sufrido en los últimos cincuenta años una degradación ambiental drástica. Según la Asociación Ecológica Santo Tomas, la falta de plantas de tratamiento, la inoperancia de las autoridades y la poca cultura ambiental de la población han ocasionado grave contaminación en ríos y lagunas del estado.

Con la llegada de los calores de la temporada, muchos tabasqueños acuden a los ríos para refrescarse; lo que no saben, es que seis de ellos exceden los limites de contaminación; es decir, no son aptos para balnearios, un problema que debe ser atendido de inmediato por el próximo gobernador.

6. Chiapas: Desplazados

El caso de los desplazados en Chiapas no es nuevo, especialmente en Los Altos de Chiapas y en la frontera de Chalchihuacán, pues ambos sitios tienen una larga historia de conflictos políticos y agrarios que aún siguen sin ser resueltos.

Al menos unos 5 mil indígenas de Chiapas huyeron de sus comunidades amenazados por grupos armados. Entre los desplazados hay cientos de niños, mujeres embarazadas y ancianos, muchos de los cuales están enfermos y no tienen comida, aseguran organizaciones civiles.

7. Morelos: Violencia

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Morelos ocupa el primer lugar en extorsión, con mil 19 casos (un promedio anual de 13.2 por cada 100 mil habitantes) y segundo en secuestro con 355 casos (promedio anual 4.5 por cada 100 mil habitantes.

Además, ocupa el tercer lugar en robo de vehículos con violencia, con 5 mil 499 casos (promedio anual de 67.8 por cada 100 mil habitantes) y quinto en homicidios dolosos con 2 mil 300 eventos (promedio anual de 27.8 por cada 100 mil habitantes).

Se trata del único estado que aparece en cuatro categorías en el top ten de cuatro delitos de alto impacto, con base en la tasa por cada 100 mil habitantes, reconocida como la medición internacional de delitos.

8. Yucatán: Discriminación y homofobia

Yucatán, lugar apacible y de frondosa vegetación tampoco sale bien librado en cuanto a discriminación se refiere. En los últimos nueve años, se han registrado 111 casos por crímenes de odio en la península. El estado ocupa el cuarto lugar a nivel nacional de crímenes relacionados por homofobia, únicamente seguido por la Ciudad de México, el Estado de México y Veracruz.

La orientación sexual en el estado de Yucatán aún no es vista como una prerrogativa que debe ser respetada al igual que otras libertades, un problema sobre el cual los gobiernos deben reflexionar y atender.

9. Guanajuato: Inseguridad

El año pasado, Guanajuato registró cifras récord al presentar casi 3 mil homicidios dolosos y culposos. Además, aumentaron los delitos del fuero federal como el robo de hidrocarburos y tráfico de drogas en zonas por donde cruza la red de más de 600 kilómetros de ductos de Petróleos Mexicanos como, Salamanca, Irapuato, Valle de Santiago, Salvatierra, Cortazar entre otros.