Macarrones con queso a la Tolstói | SapiensBox

Los aristócratas intelectuales también comían macarrones con queso.

Sophia Andreevna, la esposa del gran novelista ruso Leo Tolstói, durante años recolectó recetas familiares y de conocidos para crear menús diarios para el desayuno, el almuerzo y la hora del té.

En 1874 su hermano menor, Stepan Andreevich Bers, tomó prestado su diario y copió todas las recetas para hacerle un regalo: una sola copia del libro que contenía 162 recetas.

Aquellos platillos eran servidos a la familia y amigos afortunados de pertenecer a la clase aristocrática dominante en la Rusia zarista. Casi 150 años después, este libro ha sido republicado y traducido por Sergei Beltyukov.

El recetario familiar de Leo Tolstói contiene docenas de recetas, desde salsa tártara y champiñones con especias, habichuelas a la Maitre d’Hotel, pastel de café y pay vienés. Uno de los platillos es la receta familiar de macarrones con queso:

  1. “Hierve agua, agrégale sal y luego los macarrones dejando que hiervan a fuego lento hasta quedar medio blandos.
  2. Drena el agua con una coladera, agrega mantequilla.
  3. Comienza a poner los macarrones en este orden: capa de macarrones, un poco de parmesano rallado y algo de salsa de vegetales, macarrones nuevamente y así hasta que se termine la pasta.
  4. Pon la olla a la orilla del fuego, cubre con una tapa y deja reposar en fuego lento hasta que los macarrones queden suaves.
  5. Agita ocasionalmente para evitar que se queme”

Aunque León Tolstói era un ávido cazador, a los 50 años se hizo vegetariano. El autor de Ana Karénina seguía consumiendo huevo y lácteos, lo que nos da a entender que esta podría haber sido una de las comidas más comunes en su dieta, aunque no podemos asegurarlo.