Mancera: la decepción más grande del sexenio | SapiensBox

Los pendientes de su sexenio.

Miguel Ángel Mancera finalmente presentó licencia a su cargo por tres meses para apoyar la campaña de Ricardo Anaya.

Sin embargo, a unos meses de terminar su mandato deja muchos pendientes en temas como seguridad, movilidad, ordenamiento urbano y transparencia, además de desperdiciar la legitimidad que tenía cuando asumió el cargo de jefe de Gobierno en 2012.

Repasamos algunos de los casos que marcaron su gobierno:

Un triunfo inobjetable

Mancera fue postulado como candidato a Jefe de Gobierno por la alianza PRD-PT-Convergencia (hoy MC). Obtuvo un apoyo histórico, con 3 millones 28 mil 704 votos, lo que representó 63.5% de la votación total.

Sin embargo…

Los problemas de Seguridad

Tan pronto como comenzó el nuevo gobierno empezaron los problemas. Los homicidios, violaciones y en general, los crímenes del fuero común se incrementaron en su administración, sin que el Jefe de Gobierno presentara una estrategia clara y negando una y otra vez que la Ciudad estuviera siendo golpeada por la violencia.

Según datos oficiales, tan sólo en el primer trimestre de 2017 se registró el mayor número de robos denunciados en la capital en los últimos 5 años: 23 mil 400 asaltos de todo tipo (aparte de los miles no denunciados). En promedio se cometieron 260 robos diariamente en la ciudad, por lo que la tasa de robos en la CDMX duplica el promedio nacional.

Te interesa: La breve historia de los jefes de gobierno del DF

Caso Narvarte

El homicidio y multifeminicidio de la Narvarte marcó al gobierno de Mancera, no sólo por la violencia del delito, ocurrido el 31 de julio de 2015, sino porque las autoridades incurrieron en múltiples omisiones e irregularidades, las cuales violaron los derechos humanos ((apestamos en DH)) de las víctimas. Así lo denunció la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal. Hoy en día no hay un solo detenido por este caso.

Te interesa: Apestamos en Derechos Humanos

El aumento en el costo del metro

En 2013, una de las primeras medidas fiscales de Mancera fue aumentar la tarifa del metro: pasó de 3 a 5 pesos de la noche a la mañana. Oficialmente, uno de los objetivos de la medida sería mejorar las instalaciones y el servicio, pero el servicio no cambió de manera perceptible y tanto sus ineficiencias como sus deficiencias no terminan de resolverse.

En marzo del 2014, el entonces director del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Joel Ortega, anunció el cierre “temporal” del tramo elevado de la Línea 12… que duró 2 años.

Te interesa: ¿Quién es el culpable del desabasto de agua en la CDMX?

Las políticas fallidas

La medida conocida como “el pito de Mancera” fue una de las primeras acciones que emprendió el gobierno de la CDMX para combatir la violencia contra las mujeres. Esta estrategia implicó la entrega de silbatos que servirían para que las mujeres “avisaran” de posibles delitos que las afectan en particular.

Pero de acuerdo con diversas organizaciones, la estrategia careció de diagnóstico sobre los tipos de violencia en el trasporte público, además de que no existieron protocolos de actuación policial en caso de que una mujer hiciera sonar el silbato. Tampoco tuvo éxito en materia cuantitativa. Se ofrecieron 115 mil silbatos en una ciudad de casi 9 millones de habitantes.

Las fotomultas

En 2015, el gobierno de la CDMX comenzó a aplicar las llamadas fotomultas, es decir, sanciones de tránsito con base en dispositivos electrónicos. En marzo de 2017, un juez federal resolvió un amparo que interpuso un ciudadano, señalando que esas sanciones eran anticonstitucionales, debido a que no permitían que los acusados se defendieran ante la ley, con lo que la administración de Mancera fue duramente criticada por este programa.

Crecimiento urbano desmedido

La aparición desmedida de cientos de nuevas construcciones en distintas delegaciones no se ha podido detener, mientras que el Plan General de Desarrollo Urbano 2012-2018 de la actual administración nunca llegó a concretarse.

En la mayoría de los desarrollos habitacionales y comerciales de la ciudad subsiste la falta de consenso entre autoridades y vecinos y la confrontación de intereses económicos y políticos entre inversionistas y autoridades, ante esto, el gobierno de Miguel Ángel Mancera quedará a deber a los habitantes de la capital un plan de crecimiento urbano ordenado y sustentable como lo prometió en campaña.

Te interesa: 2 desarrollos inmobiliarios desastrosos para la CDMX

La falta de agua

En las últimas semanas varias delegaciones de la ciudad se han visto afectadas por una crisis de agua. El gobierno de la ciudad detectó manipulación en 50 válvulas de agua y mencionó que detrás de las afectaciones pueden estar grupos de la oposición, exclusivamente de Morena, esto con el fin de politizar el tema del agua en la ciudad.

Ante las innumerables criticas que recibió el gobierno de la ciudad en redes sociales sobre la poca seguridad en el resguardo de las válvulas de agua, el gobierno insistió en que reforzaría la vigilancia con apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y el Centro de Control y Comando (C5), en los puntos donde se ubican estas válvulas.

Lo que puede presumir

A pesar de lo anterior, el gobierno tuvo algunos cambios de fondo, como es el caso de la primera Constitución Política de la Ciudad de México, el cambio en la gestión de residuos sólidos, la lucha contra el cambio climático y la interpretación del nuevo Sistema Penal Acusatorio.

Pero para hacer un balance justo, el único logro aparente de Miguel Ángel Mancera parece haber sido la reforma política de la Ciudad de México, concretada en la nueva Constitución de la Ciudad, pero aún ese pequeño triunfo ha supuesto muchas dudas, y está por verse si mejorará en algo las condiciones de vida de los ciudadanos o si simplemente engrosará las filas y gastos de las burocracias locales.

En definitiva, Miguel Ángel Mancera se va habiendo matado por completo el apoyo que recibió en las urnas al momento de su elección, lo que implica haber defraudado a la enorme mayoría de quienes votamos por él hace seis años.