Nos gusta Marilyn Manson | SapiensBox

El hombre hecho controversia NO es el maldito anticristo. Y a nosotros nos gusta.

¿Te gusta Marilyn Manson? ¿Lo aborreces? ¿Simplemente nunca has escuchado su música por miedo a terminar poseído por algún sentimiento de ira que te obligue a salir a la calle a gritar blasfemias y asesinar a alguien? …Como sea, te vamos a hablar de él.

Porque no importa si eres de los que encontraron refugio en sus letras durante los oscuros años de la adolescencia, ni si eres de los que crecieron con ‘discos prohibidos’ en casa y no pudiste acercarte a él hasta ya más entrado en la adultez, ni si en serio jamás has escuchado nada de su música (¿en qué universo has vivido todo este tiempo?). Aquí lo único que importa es que sepas que, si amas la música, vale la pena que conozcas a Marilyn Manson.

Primero, unos básicos:

-Nombre real: Brian Hugh Warner
-Nació: 5 de enero de 1969; Ohio, EE.UU.
-Ascendencia: Polaca-alemana
-Nombre artístico: Combinación de los nombres de Marilyn Monroe y Charles Manson.
Músico, compositor y pintor
-Hit Parader: Lugar 44 en la lista de los 100 mejores vocalistas de metal de todos los tiempos
-IFPI: Uno de los 100 artistas más exitosos de todos los tiempos
-50 millones de discos vendidos en todo el mundo

Razones para NO querer saber quién es Marilyn Manson

1. Las historias alrededor de él. Tienen que ver más con la imagen que se ha creado alrededor suyo que con su verdadera personalidad. Durante los inicios de su carrera era común escuchar historias horribles sobre lo que este individuo representaba, y sí, muchos crecimos con miedo a siquiera mencionar su nombre. Si naciste después del año 2000 es probable que no entiendas de qué te estamos hablando, pero créenos: antes del Internet era mucho más fácil tener pesadillas. ¿O es al revés? …Como sea. A los que somos la generación que creyó en el chupacabras, no se nos puede juzgar por haber sentido pavor al escuchar la música de Marilyn Manson.

2. Es repugnante. Sí, y lo sabe. Siempre ha sido su intención.

via GIPHY

3. El género no es para todos. Se vale: no te gusta el metal, no te gusta el rock pesado. No hay motivos para torturarte escuchando un género que simplemente no es el tuyo. Pero a los melómanos nos late escuchar por el simple placer de hacerlo, y si los que odiamos el reggaeton nos hemos fumado ‘Despacito’ un millón de veces tratando de entenderla, ¿por qué no habrías tú de escuchar un poquito de música de verdad? 🙂

4. Escuela de monjas. Prometemos que no importa cuántas veces escuches a Manson: si tu fe es fuerte, ni el mismo anticristo encarnado en un hombre que usa plataformas y se pinta la cara la destruirá. Date chance.

Dicho lo anterior…

via GIPHY

Lo que vale la pena escuchar de él

Dejaremos la música para el final, y vamos a mantener el hilo sobre el personaje maligno que, entre muchas otras cosas horrendas, provocó una de las peores masacres escolares en EE.UU.: Columbine.

20 de abril, 1999: Despertamos con la noticia de que dos adolescentes habían disparado armas semiautomáticas contra sus compañeros en la Secundaria Columbine, dejando a 13 muertos y a un mundo entero preguntándose qué estaba pasando con la juventud.

¿Quién era el responsable? Por supuesto: Marilyn Manson.

En 2002, Michael Moore lanzó el documental “Bowling for Columbine” (“Masacre en Columbine”), en el que intenta explicar cuál era el verdadero problema (venta de armas de fuego y una cultura generalizada de la violencia), y para el que entrevistó a Manson. Lo primero que vale la pena escuchar de él, más allá de la música -y para quitar el velo del personaje aterrador-, son sus palabras sobre esa tragedia:

En 2000, en el álbum Holy Wood, canta en ‘The Nobodies‘:

Some children died the other day / We fed machines and then we prayed / Puked up and down in morbid faith / You should have seen the ratings that day.


…En serio: no es el anticristo. Es un artista provocando controversia y jugando con nuestras mentes y reacciones. Y vaya que lo ha sabido hacer.

via GIPHY

El disco que tienes que escuchar: Mechanical Animals

Su tercer álbum de estudio. El segundo de una trilogía que empezó con Antichrist Superstar y terminó en Holy Wood. Para muchos, el mejor de todos. En él, Manson encarna al protagonista de dicha trilogía, su alter ego (Omega), pero esta vez lo hace desde su lado más débil, el más aturdido por el mundo en el que parece no encajar.

De este álbum te recomendamos una canción en particular (no te pierdas las voces femeninas de los coros <3):

“There’s a hole in our soul that we fill with dope. And we’re feeling fine”

Es más, nos pondremos espléndidos: ¡te dejamos el álbum completo!

Y con eso terminamos. Ahí para nuestro intento por crear un gancho que acerque a Manson a todas esas almas y oídos que aún no se hayan dejado pervertir por Marilyn Manson: un indispensable de la música… y de la vida.

via GIPHY