Menos morfina, más realidad virtual | SapiensBox

La realidad virtual puede sustituir el efecto de los opioides.

A diferencia de México, donde parece que lo único que los médicos recetan es paracetamol e ibuprofeno, los médicos gringos han solucionado el dolor crónico recetando niveles cada vez más altos de analgésicos opiáceos: medicamentos como la hidrocodona y la oxicodona, que pertenecen a la misma familia química de la morfina y la heroína.

El aumento en las prescripciones ha contribuido a la epidemia de abuso de opiáceos y a decenas de miles de muertes por sobredosis. Los médicos necesitan desesperadamente formas alternativas de combatir una enfermedad que destruye millones de vidas.

Desde la década de los 90, las recetas de opioides se han triplicado en Estados Unidos, que tiene menos del 5% de la población mundial, pero ahora usa más del 80 % del suministro mundial de opiáceos. Tan sólo en 2015, más de 16 mil personas murieron por sobredosis de analgésicos recetados.

Los médicos que atienden a pacientes con dolor crónico se han dado cuenta que las dosis cada vez más altas de medicamentos no eran la respuesta. Los pacientes pueden no haber reportado tanto dolor, pero el síndrome de abstinencia por los opioides se convirtió en su verdadero malestar.

En lugar de intentar eliminar el dolor con narcóticos y sedantes, algunos doctores han optado por reducir la cantidad de opioides que recetan, enfatizando otras intervenciones médicas como inyecciones de esteroides, ablación de nervios y estimuladores de la médula espinal.

Algunas clínicas de dolor también han comenzado a ofrecer fisioterapia y terapia ocupacional, así como asesoramiento en técnicas comprobadas de alivio del dolor, como la terapia cognitivo-conductual y la meditación. No es fácil convencer a los pacientes para que adopten este enfoque más alternativo, pero ha surgido una nueva alternativa: la realidad virtual, o RV.

Expertos de la Universidad de Washington aseguran que, dentro de un par de generaciones, la realidad virtual se integrará en todos los aspectos de nuestras vidas. Ya está empezando con la forma en que manejamos el dolor.

SnowWorld fue desarrollado por el psicólogo cognitivo Hunter Hoffman en el Human Interface Technology Lab para aliviar el dolor de los pacientes con quemaduras graves. El software, crea la experiencia de volar a través de un cañón de hielo virtual mientras intercambia bolas de nieve con pingüinos y muñecos de nieve.

Jugar SnowWorld durante las sesiones de cuidado de heridas alivia el dolor reportado por los pacientes hasta en un 50%, además del alivio del dolor que obtienen de las drogas, significativamente mejor que otras formas de distracción, como la música o los videojuegos.

Los estudios también muestran que SnowWorld reduce la actividad en áreas del cerebro asociadas con la percepción del dolor. Los investigadores creen que la sensación de inmersión es crucial porque engaña a tus sentidos. Pacientes informaron que su dolor se redujo en un 60% a 75% en comparación con el valor inicial, durante su sesión de RV.

Existe un interés creciente en usar la RV para desarrollar habilidades a largo plazo para controlar el dolor, pero el camino que hay que recorrer aún es largo.