Monsanto muere, los transgénicos permanecen. | SapiensBox

Se va el gigante de los transgénicos, se quedan sus consecuencias.

La empresa alemana de productos farmacéuticos, Bayer, compró al gigante norteamericano de transgénicos y pesticidas, Monsanto, por 66 mil millones de dólares, tras lo cual el nombre de la marca desaparecerá, pero no su enorme catálogo de productos, asociados con todo tipo de problemas para la salud de las personas y el medio ambiente.

Te puede interesar: Muerte a los ecologistas.

Desaparece Monsanto, se mantienen sus consecuencias

Aunque Monsanto ya no figure entre sus marcas, Bayer conservará todo tipo de productos nocivos como el herbicida “Roundup”, el más usado en el mundo tanto en grandes cultivos como en jardines particulares, cuyo principal ingrediente, el glifosato, es potencialmente cancerígeno. Pero el legado del gigante de los transgénicos no acaba ahí.

En 2017, jueces del “Tribunal Internacional Monsanto” (un tribunal de opinión que llevó a cabo un juicio sin efectos jurídicos) determinaron que, el uso de semillas transgénicas de Monsanto causaba daños a los suelos, incrementaba la deforestación, tenía efectos negativos sobre el cambio climático y desplazaba todo tipo de especies endémicas.

Además, Monsanto sobornó autoridades de distintos países del mundo con el fin de obtener permisos de siembra y desacreditar estudios científicos que amenazaban sus intereses. Tan sólo en EE.UU. la marca fue condenada en 2010 a pagar 2.5 millones de dólares por violar más de mil 700 normas de bioseguridad.

Entonces, ¿por qué la compra de Monsanto es tan buen negocio?

Pudiera parecer contraintuitivo que una empresa como Bayer quisiera asociaciarse a una marca tan desprestigiada como Monsanto, pero es que –como diría el clásico– dinero es dinero.

Te puede interesar: Test: ¿Qué tan ecológico eres?

El Departamento de Justicia de EE.UU. dio el sí a la compra poniendo ciertas condiciones, como el hecho de que Bayer deberá desprenderse de activos por un valor de 9 mil millones de dólares en el negocio agroquímico y entregarlos a su rival BASF.

En México, la Cofece condicionó la fusión entre los gigantes Bayer y Monsanto a que Bayer se retire de la industria de semillas de algodón transgénico, semillas vegetales y algunos herbicidas no selectivos, debido a que se convertiría en la única empresa proveedora de estos productos, lo cual va en contra de la ley antimonopolios que existe en nuestro país.

Monsanto logró dominar un mercado que va mucho más allá del cultivo de semillas y la creación de pesticidas. Millones de hogares alrededor del mundo están repletos de productos que contienen sustancias derivadas de productos naturales, genéticamente modificados por Monsanto como:

  • Aunt Jemima
  • Carnation
  • Coca cola
  • Hershey’s
  • Kelloggs
  • Knorr
  • Kool-Aid
  • Nabisco
  • Pepsi
  • Unilever

Así que, a pesar de los costos, tanto económicos como en imagen en que pudiera incurrir, Bayer gozará de las ganancias millonarias que le reportará ser el gigante proveedor de transgénicos para cientos de marcas alrededor del mundo.

Presenciamos el fin de una era con la muerte del nombre Monsanto, una marca que ha desatado todo tipo de litigios y protestas alrededor del mundo por el daño que ha hecho a la salud de las personas y el medio ambiente, pero en el el fondo, la víbora sólo ha cambiado de piel.

Fuentes

  1. GREENPEACE. “Quién es Monsanto”. Disponible en: http://www.greenpeace.org/mexico/es/Campanas/Agricultura–sustentable–y-transgenicos/Y-tu-sabes-lo-que-comes/Por-que-no-quieren-que-sepas/Quienes-ganan-con-que-tu-comas-transgenicos-sin-saberlo/El-negocio-de-los-transgenicos/Quien-es-Monsanto/
  2. REUTERS (2018). “Autoridad antimonopolios de México condiciona fusión entre Monsanto y Bayer”. Disponible en: https://mx.reuters.com/article/agricultura-mexico-monsanto-bayer-idMXL2N1T60ZO
  3. TOURLIERE, MATHIEU (2017). “Tribunal ambientalista falla contra Monsanto por ecocidio”. Disponible en: https://www.proceso.com.mx/482837/tribunal-ambientalista-falla-contra-monsanto-ecocidio