No corro, no grito, no empujo | SapiensBox
Cobertura / SismoCDMX

No corro, no grito, no empujo

Esto decía el señalamiento que seguramente todos vimos en nuestra escuela alguna vez, pero ayer, durante el sismo —y después de él— olvidamos estos consejos básicos.

Corrimos. Algunos nos subimos al coche para tratar de llegar a casa y con esto bloqueamos las avenidas principales, haciendo difícil o casi imposible el paso a los vehículos de emergencia.

Pusimos lo material antes que nuestra vida, al preocuparnos por sacar la mochila y hasta el tupper, para luego asegurarnos de cerrar bien —no vaya a ser, hay rapiña— o, si ya habíamos salido, regresamos al inmueble y, en algunos casos, hubo consecuencias fatales por esto.

Gritamos. Lo que dicta el instinto es tratar de comunicarse para saber si los seres queridos están bien, pero muchas personas subieron videos, fotos y hasta memes, saturando la red. Muchos de ellos magnificando el temor de muchas personas.

Empujamos. Sálvese quien pueda salir del edificio, o al llegar por tus hijos a la escuela te quedabas en doble fila sin importarte nada, las compras de pánico no se hicieron esperar, vaciamos farmacias y tiendas, no se hizo mucho caso a las personas que coordinaban el tránsito… nunca falta el cafre “listillo”.

A pesar de que hace algunos días, un temblor de 8.1 de magnitud impactó la capital, seguro no pensaste en tener lista una mochila de emergencia en casa o contar con batería suficiente en tu celular para cualquier emergencia.

Este 19 de septiembre vimos, nuevamente, que los mexicanos podemos ser capaces de una gran bondad y solidaridad, pero también que nos hace falta mucha educación en cuestiones de prevención.

Inicio Tech Deportes Últimos Entretenimiento