¿Por qué amamos a Rafael Márquez? | SapiensBox
Deportes

¿Por qué amamos a Rafael Márquez?

Cuando Rafa Márquez fue acusado por supuestos nexos con el narco en 2017, más de uno sintió cómo se derrumbaba su imagen de éxito y superación que había construido a lo largo de su carrera como futbolista.

Pocos podíamos creer que el jugador más exitoso en la historia del futbol mexicano estuviera involucrado en negocios ilegales –como prestanombres de narcotraficantes-, sobre todo en una época en la que tenemos pocas figuras de las cuales sentirnos orgullosos como mexicanos.

Las acusaciones a Rafa Márquez siguen su proceso en EEUU y él sigue intentando demostrar su inocencia. De hecho, aquí en México ya le fueron retirados los cargos, pero todos los mexicanos aún tenemos la esperanza de que el michoacano comprobará que todo fue un malentendido, porque se ha ganado el cariño de todo el país, gracias a sus logros como futbolista.

Junto con Hugo Sánchez, Rafa es considerado el mejor jugador mexicano de la historia. Ganó la Copa Confederaciones de 1999 con el tri (el máximo logro de la selección) y ese mismo año inició su travesía por Europa con el Mónaco, equipo con el ganó la liga y la copa de Francia en 4 años.

En 2003, Rafael Márquez llegó al Barcelona donde lo ganó todo, desde la liga española hasta la Champions League, convirtiéndose en el 1er mexicano en ganarla. Incluso, llegó a ser considerado uno de los mejores centrales del mundo, a pesar de las constantes lesiones que sufrió.

Con su paso por el equipo blaugrana, Rafael Márquez demostró que cualquier mexicano podía estar en la élite mundial de su profesión si se lo proponía.

Además, en su regreso a México, fue bicampeón con León, cumpliendo su sueño de ganar la Liga MX.
A sus 38 años, Rafa sigue siendo el máximo referente de la selección y, para Rusia 2018, el eterno capitán buscará llegar a su 5º mundial, lo que lo convertiría en el futbolista con más copas del mundo jugadas.

Amamos a Rafa Márquez, porque más allá de sus logros como futbolista, nos demostró que con trabajo y constancia sí pueden lograrse cosas grandes, y ahora sólo estamos a la espera de que su historia de éxito no quede manchada por sus supuestos nexos con el narco porque, en caso de que sea culpable, el amor que le tenemos terminará convirtiéndose en decepción.

Comentarios de Facebook

Únete a la conversación

Inicio Tech Deportes Últimos Entretenimiento