¿Por qué Michael Phelps es el mejor atleta de la historia? | SapiensBox

El cuerpo de Michael Phelps estaba hecho para brillar en la natación.

No hay duda: Michael Phelps es el mejor atleta olímpico de la historia (a no ser que en la Grecia antigua haya existido algún semidiós en la Tierra, pero no hay registros exactos de eso). Con sus 28 medallas olímpicas en natación, el “Tiburón de Baltimore” se convirtió en el hombre con más preseas en la historia de los Juegos Olímpicos.

Después de Londres 2012, la carrera de Michael Phelps parecía estar terminada tras los escándalos de adicción que lo separaron de las albercas. Sin embargo, el nadador pudo superar este bache y regresó a Brasil 2014 para redondear su exitosa carrera y retirarse como todos sueñan: en la cima del Olimpo deportivo.

Muchos le siguen pidiendo que se entrene para los juegos olímpicos de Tokyo 2020, a los que llegaría con 35 años, aunque tal parece que para Michael no hay vuelta atrás.

Más allá del talento y del durísimo entrenamiento al que tuvo que atenerse, Michael Phelps tiene el cuerpo perfecto para la natación y acá te explicamos las razones por las que se convirtió en leyenda.

El cuerpo perfecto

Nos referimos a que su cuerpo es perfecto para la disciplina a la que dedicó su carrera.

Por ejemplo, Phelps mide 194 cm de alto y al extender sus brazos, miden 206 cm, lo que le ayuda a tener mayor impulso con sus brazadas. Sus piernas son más cortas que su torso, lo que le ayuda a disminuir la resistencia contra el agua.

En esta infografía de El Economista viene una explicación más detallada.

Infografía Phelps El Economista
Fuente: El Economista

El entrenamiento

Michael Phelps entrenaba seis horas diarias durante seis días de la semana. En promedio, nadaba unos 80 km a la semana (más de 13 km diarios) y lo combinaba con un poco de entrenamiento en el gimnasio para adquirir fuerza.

La dieta

“El Tiburón de Baltimore” consumía 12 mil calorías al día; una persona promedio consume entre 2200 y 2700. Phelps consumía esa cantidad para asegurarse de no perder peso después de los entrenamientos.

Según scienceabc.com la dieta de 12 mil calorías incluye:
Tres sándwiches de huevo frito con queso, lechuga, jitomates, cebollas y mayonesa; un omelette de cinco huevos; un platón de sémola; tres rebanadas de pan francés con azúcar, tres panqueques con chispas de chocolate y dos tazas de café SÓLO EN EL DESAYUNO.

Para la comida, comía medio kilogramo de pasta, dos sándwiches grandes de jamón y queso en pan blanco y mayonesa y mil calorías en bebidas energéticas; y para cenar, medio kilo de pasta, una pizza completa y mil calorías en bebidas energéticas.

Nichole Johnson, al rescate

Según el diario español El Mundo, gracias a su relación con Nichole pudimos ver el regreso de Michael Phelps al agua. Incluso, el nadador confesó que pasó por su mente el suicidio, pero gracias a su pareja, pudo superar esta depresión y hasta tuvieron una hija juntos.

Los millennials hablaremos con nuestros hijos (los que puedan/quieran tenerlos) que vivimos una época en la que vimos -probablemente- a los mejores exponentes de diferentes deportes: Lionel Messi y Cristiano Ronaldo en el futbol, Roger Federer en el tennis o Usain Bolt en el atletismo; pero entre todos ellos, Michael Phelps es el más destacado por haber dominado como nadie su deporte con 28 medallas olímpicas. Por eso, el “Tiburón de Baltimore” es el mejor atleta de toda la historia.