Por qué no hemos evolucionado | SapiensBox

La teoría de la evolución explica cómo la selección natural es la principal responsable de la aparición y desaparición de especies en nuestro planeta, aquellas que tuvieron las mejores características sobrevivieron y conforme el tiempo avanzó, sólo los más aptos lograron perpetuar su descendencia.

En el caso de la especie humana, (con el perdón de Charles Darwin y de todos los increíbles avances que hemos logrado) a lo largo de la historia también ha habido momentos que nos hacen cuestionarnos la evolución del homo sapiens sapiens.

En SapiensBox elegimos 5 ejemplos que comprueban que, por más que los seres humanos seamos el mamífero dominante actual, siempre habrá un par de cabos sueltos que no cuadran con la tan afamada teoría de la evolución, sorry Darwin.

5 ejemplos que comprueban la involución humana

1. La Sociedad de la Tierra Plana, organización que cree firmemente que la forma de la tierra es igual a la de un tazo

2. La obstinación en prácticas ridículas, pero que “funcionan”: la bolsa de agua contra las moscas, el hilo rojo contra el hipo y el pan para el susto.

3. El “cortejo” hacia la dama: del garrote en las cavernas a darle duro en el perreo.

4. Las personas que únicamente van a un concierto para grabarlo y verlo a través de la pantalla o para presumirlo en redes sociales.

5. La nueva ola de “ciber-activistas rebeldes” contra el maldito sistema hetero-patriarcal-retrógrada-capitalista.