PRI: Crónica de una muerte anunciada. | SapiensBox

El PRI se encuentra en el peor escenario electoral que haya visto desde su fundación en 1929, actualmente su candidato, José Antonio Meade, se mantiene anclado en el tercer lugar de la contienda y se avecina la posibilidad de perder ocho de nueve gubernaturas que estarán en juego, además de perder la mayoría en el Congreso de la Unión.

De acuerdo con la última encuesta publicada por Consulta Mitofsky, el PRI, otrora poderoso en las cámaras, estaría por obtener un máximo de 72 diputados, mientras que los partidos que acompañan su coalición se quedarían con 21 (PVEM) y 14 (PANAL), haciendo un total de 107 diputados, frente a los 116 que obtendría por sí solo el PAN y los 142 que obtendría Morena.

Para el Senado, la medición proyecta que sólo estarían en posibilidad de obtener una docena de legisladores por la vía de mayoría relativa y acaso entre 6 y 8 de representación proporcional. En un escenario así, el PRI se convertiría en la tercera fuerza política a nivel nacional.

Te interesa: Guía millenial para entender encuestas electorales.

Si el PRI logra mantener Yucatán, se quedaría con apenas 12 gubernaturas en sus manos, muy distinto a lo que ocurrió en el año 2000 cuando perdió la presidencia de la republica ante Vicente Fox, pero conservó 22 de los 32 estados para su partido. A esto se suma que el PRI no llegaría a gobernar las entidades con mayor población del país, como Jalisco, Veracruz, Nuevo León y Ciudad de México.

En 2012 Enrique Peña Nieto no sólo le regresó al PRI la presidencia, sino también el control de las cámaras y el gobierno de 21 estados, una victoria de carro completo. Sin embargo, en 6 años de gobierno peñista, su partido disminuyó a mínimos históricos su preferencia entre los electores.

Te interesa: El sexenio de EPN en 3 minutos… #FAIL

Si las cosas marchan como hasta ahora se prevé, el PRI dejaría de ser un factor de gobernabilidad y se sumiría en la peor crisis que haya tenido hasta el momento. En los próximos años, el PRI tendrá que hacer un Mea Culpa de sus errores si es que quiere volver a ser una opción entre los mexicanos.