Resumen: ¿Cómo van las precampañas? | SapiensBox

Así avanzan los precandidatos.

AMLO y Ebrard

Andrés Manuel López Obrador asestó otro golpe mediático con el regreso a la política activa de Marcelo Ebrard, no tanto porque lo coloque en la primera línea de batalla -la coordinación de la primera circunscripción electoral- sino porque logra acaparar una vez más los reflectores, mientras que los otros precandidatos siguen aletargados en sus propias precampañas.

El arribo de Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal a la precampaña del tabasqueño tiene el objetivo de calmar a las huestes morenistas después del desconcierto que han generado los recientes despliegues de pragmatismo de su líder, además de mandar el mensaje de que los espacios estratégicos de promoción y defensa del voto están reservados para personajes de toda su confianza, sus aliados históricos.

José Antonio Meade, el candidato

Las recientes encuestas de Buendía & Laredo muestran al candidato del PRI estancado en un tercer lugar con 16% de las preferencias, frente al 26% de Ricardo Anaya y 32% de AMLO. Ni con la cargada a su favor, ni con todo el aparato mediático comiendo de su mano, ha logrado prender el entusiasmo por su precampaña. Si bien Meade ha subido en conocimiento del público, no logra avanzar en preferencia electoral.

El escenario no parece mejorar para el precandidato del PRI, pues la Organización Internacional del Trabajo (OIT) recién anunció que durante 2018 la tasa de desempleo crecerá y habrá más personas con empleo vulnerable en el país. Parece que una economía en retroceso no es la mejor plataforma para la campaña de José Antonio Meade.

El precandidato sigue atrapado en una contradicción, pues no puede renegar ni de su partido ni del gobierno, frente a una sociedad cada vez más reticente a votar por el PRI.

Una campaña que tuviera el objetivo de presentar al priista como un candidato “más ciudadano”, para que fuera medianamente creíble tenía que desembocar en una autocrítica respecto del PRI y el gobierno. En lugar de eso, se optó por aparentar ser ciudadano y creer que la mitad de los mexicanos se tragaría el cuento y votaría por él. La gente sí rechaza a los partidos, pero principalmente rechazan al PRI.

Ricardo Anaya, entre Yuawi y el ridículo

Recientemente, (para no olvidar que Ricardo Anaya sigue en busca de la presidencia y no de un estrella de rock) apareció un nuevo spot de Movimiento Naranja donde el precandidato se avienta un “palomazo” con el niño wikárica.

El video se viralizó rápidamente, mucho más viral que sus propias propuestas de campaña o ideas de gobierno. Al parecer la campaña del blanquiazulamarillonaranja sigue arriba del tren de Yuawi, algo que le reditúa en simpatía pero que trasluce una campaña sin planteamientos ni contenidos.

¿O alguien se acuerda de alguna propuesta seria del precandidato?