Rockeros y crimen | SapiensBox

…y no estamos hablando de manejar borracho u orinar en la calle.

El rock y los problemas con la ley siempre han ido de la mano y existen innumerables casos de rockstars que han sido arrestados por diferentes razones.

Probablemente, la posesión de sustancias ilegales y conductas poco apropiadas bajo los efectos del alcohol sean las razones más comunes por las que rockstars, como los Beatles o Jimi Hendrix, hayan cruzado sus caminos con la policía.

Y la verdad es que varias de estos atentados contra la ley pasaron a la historia como grandes anécdotas del rock, pero hay algunos otros que perdieron la cabeza y rebasaron esta línea.

En la siguiente lista te dejamos 5 ejemplos de rockstars que asesinaron a otra persona.

Keith Moon

El baterista de The Who siempre tuvo una mala reputación por sus excesos y malas conductas, pero en enero de 1970, una simple salida a un bar en Hatfield terminó en tragedia.

Un grupo de skinheads en el bar comenzaron a reclamarle a Keith por su riqueza, su gusto por los autos de lujo y su preferencia al brandy. El baterista salió del bar junto con su esposa y amigos y subió a su Bentley, pero su chofer, Neil Boland, salió para calmar a este grupo de personas enardecidas.

Keith -bajo los efectos del alcohol- tuvo un ataque de nervios, tomó el volante y aceleró en dirección a los skinheads, desgraciadamente, no se percató que su chofer terminó debajo del auto.

Boland falleció y Keith fue acusado por manejar bajo la influencia del alcohol, manejar sin licencia y sin seguro; 6 semanas después, los cargos fueron retirados porque el juez dijo que, bajo esas circunstancias, no tenía otra opción mas que actuar de la manera en que lo hizo.

Sid Vicious

El 12 de octubre de 1978, en el hotel Chelsea de Nueva York, una llamada anónima a la recepción avisó que algo malo estaba pasando en la habitación 100. Cuando llegó la policía, encontraron a Sid bajo los efectos de heroína y el cuerpo apuñalado de Nancy Spungen, su novia.

El bajista de los Sex Pistols fue arrestado y acusado de asesinato. Lo peor de todo, es que todos sabían que Sid y Nancy estaban muy enamorados, pero él estaba tan drogado que ni siquiera recordaba qué había pasado aquella tarde en el hotel.
Antes de que comenzara el caso, Sid murió de una sobredosis de heroína el 2 de octubre de 1979.

Vince Neil

Mötley Crüe era una de las bandas de rock más famosas por sus alocadas fiestas, pero esto se calmó cuando el vocalista, Vince Neil, se vio envuelto en una tragedia el 8 de diciembre de 1984.

Durante una fiesta, Vince tomó un auto para ir a una licorería por más alcohol. Nicholas “Razzle” Dingley decidió acompañarlo y subió en el asiento del copiloto.

Mientras cruzaban una avenida en el Hollywood Road, el vocalista de Mötley Crüe perdió el control del auto y se estrelló con otro. Todos los involucrados en el choque tuvieron ligeras heridas, pero “Razzle”, de 24 años, murió en el trayecto al Hospital de South Bay.

Neil fue declarado culpable por el cargo de homicidio vehicular y fue sentenciado a 30 días de prisión (de los cuales sólo cumplió 15), 5 años de libertad condicional y le dio más de 2 millones de dólares a las víctimas y familiares en restitución a los daños.

Jim Gordon

Este baterista colaboró con John Lennon, George Harrison y Eric Clapton, con quien compuso Layla, una de las canciones más famosas de Clapton, pero durante su vida adulta mantuvo una pelea contra la esquizofrenia que terminó en tragedia.

Su enfermedad mental fue empeorando con el paso de los años hasta que las voces que escuchaba no le permitían tocar la batería, comer o dormir.

El 3 de junio de 1983, en un intento por callar las voces, Jim estaba fuera de sí y golpeó a su madre en la cabeza con un martillo, después la apuñaló varias veces con un cuchillo hasta asesinarla.

A pesar de que su enfermedad estaba bien documentada, Gordon fue declarado culpable por asesinato en segundo grado y fue sentenciado a 16 años de prisión.

Phil Spector

No podemos calificarlo como rockstar, pero fue productor de leyendas como John Lennon y George Harrison. Además, durante los años 60 y 70, se hizo famoso por la técnica de grabación que creó, llamada “Muro de Sonido” (o Spector Sound).

El 3 de febrero de 2003, Phil salió por unos tragos a un bar en Hollywood, donde conoció a Lana Clarkson, hostess del lugar y actriz de películas de bajo presupuesto.

Tras varias horas, ambos salieron del bar rumbo a casa de Phil, donde se suscitó la tragedia.

El chofer del productor testificó que escuchó un disparo y después vio salir corriendo al productor, con pistola en mano, gritando: “Creo que la maté”. Según los fiscales, Phil Spector introdujo la pistola en la boca de Lana y jaló el gatillo.

El ex productor de Lennon y Harrison fue a juicio en dos ocasiones y fue declarado culpable del asesinato.

Phil continúa cumpliendo una sentencia de 19 años en la penitenciaria de Corcoran State.

Nunca sabremos qué pasó por la cabeza de estos músicos cuando cometieron estos delitos, lo que es cierto es que algunos tuvieron la suerte de tener una segunda oportunidad y redimirse como Vince Neil, otros no pudieron soportar la culpa de lo que hicieron como Sid Vicious y algunos tal vez puedan retomar su camino cuando salgan de prisión, como Phil Spector.