Rusos malos, malísimos | SapiensBox

De Iván el Terrible a Iván Drago: estos son los rusos más malvados de la historia.

En el imaginario común vive la creencia de que los rusos son personas malvadas de nacimiento: el simple hecho de llegar a este plano de existencia en las tierras siberianas, los convierte -para muchos- en seres con genética malvada que puede activarse en cualquier momento y destruir al mundo.

…y, la verdad, no hay idea más absurda. La razón de que esta idea persista tiene que ver con varios factores: por un lado, Hollywood y su reivindicación del pueblo estadounidense (“nosotros somos buenos, ellos son los malos); por otro, los remanentes de la guerra fría (aún creemos que todos son súper agentes o espías que duermen armados); y, finalmente, la imagen que los medios han construido alrededor del actual líder de Rusia, Vladimir Putin.

Tenemos claro, clarísimo, que de eso no se trata Rusia. Pero es cierto que si algo nos ha dejado la historia de Rusia son nombres y personajes oscuros en los que hemos centrado nuestra atención. Y, sin que esto debiera marcar un estigma en toda su población, sí vale la pena recordarlos. Estos son, según nosotros, los rusos más malos:

Iván IV

Fue Zar de Rusia de 1547 a 1584, y durante ese periodo se ganó el apodo de “el Terrible”. Envuelto en paranoia, construyó una imagen de terror eliminando a miles de enemigos, amigos y colaboradores.

Iósif Stalin

Fue uno de los dictadores más temibles de la Rusia revolucionaria. Su carácter le dio la fama de sádico, ya que mientras el trataba de darle forma a su revolución bolchevique, miles de sus compatriotas morían de hambre. Su insensibilidad ante la tragedia de los rusos le hizo ganarse el apodo de “el hombre de acero”.

Rasputín

Fue un monje que ascendió a las cúpulas del poder en la época de los Zares, justo al final de la dinastía Romanov. La razón: se cuenta que salvó la vida de un heredero al trono sin mayor ciencia que… magia y oraciones.

Si bien reconocemos que no era del todo “malo”, es un hecho que era un personaje oscuro: su vida está llena de misterios y rumores que van de lo comprobable a lo fantástico (muchos afirman, por ejemplo, que tenía poderes sobrenaturales que usaba para matar a los enemigos del Zar o dominar personas a su voluntad).

Iván Drago

No tenemos que decir mucho de él. Mató a Apolo Creed, el muy desgraciado.