Sobremesa para que marihuanicen la legalihuana | SapiensBox

Por qué sí hay que tomarle la palabra al titular de SECTUR

Como todas las mañanas, el viernes nos levantamos muy temprano (desafortunadamente no por decisión propia, sino por obligación laboral) y parece que la mayoría de los periódicos se pusieron de acuerdo, porque TODOS tenían en portada la declaración del secretario de turismo, Enrique de la Madrid. Pero nuestro encabezado favorito fue el de Excélsior.

De la Madrid dijo que legalizar el consumo, producción y venta de mariguana en zonas turísticas contribuiría a reducir la violencia. Y lo que dijo el secretario no está tan equivocado, si hay algo que hemos aprendido de la historia es que el prohibicionismo solamente trae más violencia.

Pasó con la Ley Seca durante los años 20 en Estados Unidos y ha venido pasando los últimos 12 años de la Guerra contra las Drogas. Se pensó que eso acabaría con la inseguridad, pero esta misma semana se confirmó que acabamos de vivir el año más violento del último par de décadas.

Los países donde se ha hecho legal la marihuana atienden el problema como un tema de salud y no de seguridad. Al menos saben exactamente lo que se están metiendo en el cuerpo. No dudemos que próximamente los gringos vendan churros orgánicos para todos.

No olvidemos a Portugal, país en donde todas las drogas están despenalizadas desde hace 16 años y donde las muertes por sobredosis han disminuido en 80% desde 2001. Así que, querida Señora Miranda de Wallace, no se preocupe por que los niños y jóvenes sean “coptados” por las drogas.

Si recordamos, hace algunos años el primero en presentar una iniciativa para legalizar la marihuana fue el integrante del PRD Fernando Belaunzarán. Esta propuesta ya tomaba en cuenta medidas para proteger a niños y los pobrecitos adolescentes que son tan inocentes que ni uno sólo fuma o bebe antes de cumplir 18 años.

Pero por si todo eso no fuera suficiente, es necesario recordar que la marihuana es menos adictiva que el alcohol y la nicotina. En 2014 la Universidad de Queensland descubrió que solamente 10% de los consumidores de cannabis se hacen dependientes. Ya no necesitamos seguir satanizando a la hierbita santa, necesitamos información sobre ella.

Sería un excelente momento para saber cuál es la posición de los presidenciables al respecto, especialmente de AMLO, aprovechando que esta semana algunos tantos abandonaron sus partidos de origen para buscar un hueso con él.