¿De verdad funciona el VAR? | SapiensBox

Rusia 2018 será el 1er mundial que contará con el uso de tecnología

Después de varias pruebas, finalmente la FIFA decidió que se utilizará el VAR (Video Assistant Referee o videoarbitraje) en el mundial de Rusia 2018.

Según el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, “era una responsabilidad tomar una decisión tan importante y el VAR ya es parte del fútbol. Tendrá un impacto positivo en el fútbol y en los partidos del Mundial y nos ayudará a tener una Copa del Mundo justa”.

Esta decisión se tomó en la 132ª reunión de la International Football Association Board (IFAB), en la sede de la FIFA en Zúrich, Suiza. Algunos miembros de la IFAB presentaron un informe elaborado por la universidad belga de Leuven con estadísticas sobre el uso del VAR desde marzo de 2016.

Te interesa: México en busca del maldito 5º partido

El informe se elaboró con datos de 20 asociaciones nacionales y competencias que han utilizado el VAR desde marzo de 2016 y se basó en 804 partidos. En 533 juegos no hubo revisiones y sólo en 42 se hizo al menos 1, de las cuales, 8% tuvieron un impacto decisivo en el marcador o en el desarrollo del juego.

Según el estudio, 98.9% de las decisiones tomadas por el VAR fueron correctas y el tiempo de juego que se perdió en su caso fue de apenas 1% del total.

Las quejas de los técnicos sobre el uso del VAR se han centrado en el tiempo que se pierde para revisar la jugada. Según dicho estudio, los árbitros no tardan más de 20 segundos en checar la repetición.

Te interesa: Esto te va a costar irte a Rusia a ver el Mundial

Otro de los puntos que molesta a los técnicos son las limitaciones de las acciones que pueden someterse a revisión, ya que sólo puede utilizarse para validar un gol o no, para señalar un penal, para revisar una roja directa y para identificar a un jugador que cometió una falta.

A pesar de estos números, hay quienes se siguen oponiendo al uso del VAR. Por ejemplo, según una encuesta hecha por la revista Kicker de Alemania, 47% de los jugadores de la Bundesliga están en contra del uso del VAR, por 42% que está a favor y 11% a los que les da igual.

Y cómo no va a estar en contra la mayoría en Alemania, si el encargado de supervisar el videoarbitraje, Hellmut Krug, fue despedido en noviembre de 2017 porque benefició a su equipo favorito, el Schalke 04.

Te interesa: Un mexicano metió el primer autogol en la historia del Mundial

En cierta medida, tienen razón los que están en contra, porque cuando el árbitro se equivoca, la capacidad del colegiado queda en duda, el error se magnifica e incluso se puede prestar para que se sospeche de supuestas ayudas a ciertos equipos.

Por ejemplo, en el partido entre México y Nueva Zelanda de la Copa Confederaciones 2017, el árbitro Bakary Gassama sólo sacó una tarjeta amarilla después de la bronca que se armó…

… en el mismo torneo, Gonzalo Jara le dio un codazo brutal a Timo Werner y sólo fue sancionado con la tarjeta amarilla.

El más reciente escándalo que se suscitó por el uso del VAR fue en el partido entre Tottenham y el Rochdale de la FA Cup. El árbitro Paul Tierney anuló un gol válido del Tottenham por una supuesta falta y un penal, porque el cobrador se “detuvo”.

Incluso, el primer penal señalado gracias al VAR en el Mundial de Clubes de 2016, estuvo manchado por la polémica, porque el jugador que recibió la falta estaba en fuera de lugar y el árbitro no se percató de eso.

Lo que es un hecho es que el uso de la tecnología es una obligación para que el futbol sea un deporte más justo y se aleje de las trampas. Sólo hay que aceptar que siempre habrá un pequeño margen de error. Como lo dijo Massimo Bussaca, responsable arbitral de la FIFA: “No puede ser perfecto, porque está controlado por humanos y nadie es perfecto”.